domingo, enero 28, 2007

Los despistes de Rubalcaba preocupan a lsicialistas de postin

GARGANTA PROFUNDA

Los "despistes" de Rubalcaba preocupan a socialistas de postín
Elsemanaldigital.com

"¿Qué le ocurre al ministro del Interior?" es pregunta habitual en mentideros de la capital estos días. "¿Ha presentado su dimisión?", se escucha en restaurantes de muchos y pocos tenedores.

29 de enero de 2007. En muchos ambientes socialistas se palpa la preocupación por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Esos socialistas no entienden la deriva de Rubalcaba. Con perplejidad asisten al cambio gestual y fáctico de un superviviente nato del denostado felipismo, en quien viene aflorando una falta de reflejos con detalles antes inimaginables que, de un tiempo a esta parte, se han convertido en habituales.Entre su propio equipo se advierte a Garganta Profunda de que se les están acumulando los problemas en Interior: "post-proceso", diálogo parlamentario, inseguridad ciudadana, manifestaciones de guardias civiles, 11-M, islamismo… Aten todas esas moscas por el rabo. "No hay hombre que aguante que todos y cada uno de los asuntos pasen por un único teléfono móvil, el del ministro", señalan los consultados.Y el asunto, claro, viene dando lugar a no pocos comentarios de salón -que cualquiera sabe que en Madrid las cosas interesantes no salen en los papeles sino que afloran a mesa puesta en restaurantes de muchos o pocos tenedores-. La edad pasa factura y todo apunta a que la gestión de Rubalcaba hace aguas. Y para colmo, se va quedando sin su "talento relacional" para funciones ligadas a la comunicación. Su fama de no decir una verdad ni harto de vino está cuajando."Alfredo Pérez Rubalcaba siempre ha sido un hombre habilidoso donde los haya, educado y capaz. Pero las cosas están cambiando", dicen las fuentes. Cambiando, y no a mejor. "Está viviendo momentos difíciles", añaden. Un ingrediente, en todo caso, que puebla Madrid de rumores, rumores torcidos que hablan incluso de un eventual portazo del ministro del Interior al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.