jueves, octubre 20, 2011

20111010, A lo hecho, pecho

AGLI

Miércoles 19 Octubre 2011

A lo hecho, pecho

C. Sánchez-Vicente. www.gaceta.es 19 Octubre 2011

El Gobierno, por boca del ministro Jáuregui, acierta cuando afirma que de ETA sólo cabe esperar que renuncie al terrorismo y que hasta entonces no hay nada más que hablar.

Dice bien, pero en política los dichos tienen que corresponderse con los hechos, y el Gobierno del que forma parte Jáuregui ha hecho mal al consentir que se celebre en España la llamada conferencia de paz del lunes. Se ha dicho y repetido que sin el plácet del presidente Zapatero no habría sido posible esta farsa. Quiero insistir en ello. España está desprestigiada, amigos, pero no tanto como para que varios ex altos dirigentes mundiales se personen aquí al asalto, por muy devaluados que ellos estén a su vez. Quien paga, se dice con razón, manda y, pese al inconcebible secretismo reinante, quien está pagando la juerga de los mediadores reclutados por el bufete de Brian Currin es este Gobierno. De principio a fin. Y con nuestros impuestos, ojo. La incoherencia política: la incongruencia entre dicho y hecho, es una impostura, reírse de la gente. Y en el caso de la falsa conferencia de paz que nos ocupa, además es una grave humillación a las víctimas de la banda terrorista ETA y un insulto a la propia democracia.

Creer que no te ven por taparte los ojos, como pretende el Gobierno, es de niños pequeños. Tirar la piedra y esconder la mano, de cobardes. A lo hecho, pecho; por lo menos eso. No es verdad que el Gobierno se enterase del encuentro poco menos que por la Prensa, como intentó dar a entender tras el Consejo de Ministros del viernes el ministro portavoz José Blanco. Y no cuela. Sostener que el Gobierno socialista que preside Zapatero no sabía lo que el PSOE que lidera el mismo Zapatero sí supo y su filial vasca, el PSE, consumó, como aseguró con total desparpajo Blanco ante los periodistas, es tomarnos el pelo. Y tomarnos por tontos.

¿Será hoy el día D?
ketty Garat. www.gaceta.es 19 Octubre 2011

Poco me importan esos mediadores que, como señala Felipe González –la coherencia del PSOE es ya otro cantar– “median entre ETA y ETA”. Al fin y al cabo, acuden a sueldo de ETA.

Es la repugnante banda que ha asesinado a 1000 españoles en 50 años quien, con nuestro dinero de los ayuntamientos –se apunta al CNI y a una fundación de Solana en Suiza– han conseguido cubrir el caché de estos diplomáticos. Vienen a golpe de talonario y ponen en su boca las reivindicaciones de ETA: “conflicto armado”, “derecho a decidir”, pero ni palabra de terrorismo y su derrota. Unos nos atenemos a los hechos; otros deciden ver –tras cuantiosas sumas económicas– pieles de cordero sobre el lobo que nunca se esforzó en disimular. Ya saben que la política es cosa de gestos.

Y el sábado, Rubalcaba irá con Patxi López y Eguiguren a San Sebastián. Presionan para que llegue ese día D del final de ETA. Se rumorea que podría ser hoy mismo. Nos hablan de unidad y de “ser generosos”. Lo que se oculta es la amnistía. Por eso, el día D que yo espero es el de la derrota, no el fin, de ETA; que se perciba el terrorismo como lo que es: un crimen; que los verdugos dejen de copar las portadas de la misma Prensa que silencia a sus víctimas. No hay ningún “conflicto armado” pero sí, desgraciadamente, dos bandos: los demócratas que preferimos estar con las víctimas y los que las ignoran buscando gestos de ETA. Es hora de que todos tengamos ya nuestro particular día D, en el que tomemos la decisión de cuál es nuestro bando. El 29 de octubre las víctimas pedirán que no olvidemos a nuestros muertos. Yo tengo claro dónde estoy y dónde estaré.

Rajoy ignora la traición del PSE.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 19 Octubre 2011

No es lo mismo la acción consciente de lo que se llama "dar el voto útil", que meditar con la conciencia y ver lo inútil de dar tu voto a quien no ha hecho nada para merecérselo. Y me refiero al Sr. Rajoy, el tres veces candidato a la Presidencia del Gobierno por parte del PP. Un personaje cuya máxima cualidad ha sido la de haber obtenido muy joven una oposición a Registrador de la Propiedad y militar también desde muy joven en Alianza Popular y después en el PP, obteniendo el cargo como Ministro en los diferentes Gobiernos del Sr. Aznar y que finalmente le eligió erróneamente y con prepotencia como su sucesor.

Desde el principio, sin convicción y con un carácter gris, aunque brillante en ocasiones, se dedicó a hacer una campaña anodina que fue bruscamente quebrada por los atentados terroristas del 11M con casi 200 muertos y 2.000 heridos y cuya autoría intelectual y física está sin dilucidar. Su estrategia durante la primera legislatura del renovador Zapatero, fue de mantener la bandera de la Justicia que reclamaban las víctimas de ese vil atentado. Su oposición estuvo centrada en no dejar que el Gobierno de Zapatero con su fiel servidor Rubalcaba, actor principal de esos acontecimientos, impusieran su versión oficial y cerrasen cualquier vía de investigación y de búsqueda de responsables políticos.

En esos cuatro años ya estaba en marcha el llamado "plan de paz" de Zapatero de todo el PSOE y del apoyo incondicional y activo de Rubalcaba. Eran los momentos de llamar a Otegi "hombre de paz" y de las negociaciones del PSE-PSOE, bruscamente cortadas tras el atentado de ETA en la terminal de Barajas T4. Ahí sí que Rajoy dio todo su apoyo a las víctimas y acudió a cuantas manifestaciones se convocaban pidiendo el fin de esas negociaciones. Eran tiempos felices en los que el PP ponía toda su estructura al servicio de la razón y la dignidad de las víctimas.

Pero pronto llegaron las elecciones generales y sibien la crisis económica ya era evidente, el PP no quiso tampoco hacer demasiado énfasis en ella, aunque recurrió a sumar a personajes de reconocido prestigio como D. Manuel Pizarro, al que posteriormente arrinconó y del que prescindió tras perder nuevamente las elecciones. Fue en ese momento, la noche de la derrota, cuando un Rajoy apocado y deprimido pareció despedirse desde la ventana de la calle Génova. Pero tras unos días de reposo y meditación, volvió transfigurado y comenzó su obstinación por afianzarse en el poder en un Congreso vergonzoso, romper con su pasado eliminando a compañeros considerados del ala dura, renunciar a las ahora "incómodas víctimas", obligar a la salida de los críticos como María San Gil y centrarse en la economía como mono tema para sus aspiraciones de alcanzar la ansiada victoria.

Y así sigue. En estos años su estrategia ha sido la de aprovechar la situación de debacle económica de la zona euro y la torpeza del Gobierno de Zapatero y sus incompetentes Ministros como Solbes y Salgado, para posicionarse como "la gran esperanza" de unos ciudadanos angustiados por un futuro negro y de pobreza. Esa labor de olvidar todo lo que no sea economía, es la que le ha llevado a no hacer caso de las tropelías del Gobierno en materia anti terrorista y a ser cómplice de la deriva de España hacia la secesión y la imposición del totalitarismo nacionalista catalán, o la del apoyo bastardo al actual Gobierno del PSE de Patxi López, a pesar de sus constantes desplantes nacionalistas y de cesión ante el chantaje de ETA, permitiendo la legalización de sus representantes en BILDU o cualquier marca "blanca" que ETA presente.

Aún falta más de un mes para el 20N y todas las encuestas, como aquellas de marzo del 2004 dan por seguro el triunfo del PP por una mayoría aplastante. También entonces los atentados terroristas, fueron decisivos en el brusco cambio en la opinión bastante maleable y visceral de millones de ciudadanos. Ahora, puede que el PSOE de Rubalcaba deba apoyarse en algo más contundente que la próxima declaración de ETA, o en el intento de mantener la crispación social en las calles con esos energúmenos de ultra izquierda del 15M. Puede que Rajoy consiga al fin su objetivo y gane las elecciones a la tercera, pero desde luego que no será por méritos propios, sino por la terrible situación a la que el PSOE y un Gobierno desquiciado ha llevado a España.

De todas formas, ya se sabe que la opinión pública es como el dinero, cobarde y asustadizo. La lealtad y la cautividad del voto solo se mantiene en el exclusivo reducto del Congreso con la obediencia mercenaria de los Diputados electos de las listas cerradas. Las encuestas son solo curiosidades estadísticas que mueven empresas especializadas y que se han caracterizado por sus grandes y estrepitosos fracaso de previsión. En fin, esperemos que el 20N no añada además a muchos el recuerdo de acontecimientos pasados y que Rubalcaba ya se está encargando de avivar con eso de "que viene la derecha".

Mediadores
Los trincones y el timo del Etamocho
Pablo Molina Libertad Digital 19 Octubre 2011

Si hemos de creer a los voceros socialistas y sus medios afines, la ETA ha convocado una reunión internacional para "acabar definitivamente con la violencia", es decir, para hacerse el harakiri, renunciar a todas sus aspiraciones, entregar las armas y firmar un papelito declarando voluntariamente la paz perpetua y prometiendo que de ahora en adelante sus miembros van a ser ciudadanos ejemplares como cualquier otro aficionado del Athletic. Sin ninguna contrapartida, además, que para eso son del mismo Bilbao. Conocíamos ya el escaso aprecio que el PSOE tiene por el juicio de sus votantes, pero forzoso es reconocer que también en el insulto a la inteligencia ajena Zapatero ha pulverizado todas las plusmarcas de sus antecesores.

En este timo del Etamocho al que asistimos estupefactos, los "ganchos" para engañar al votante de izquierdas son dos personajes cuya altura ética los convierte en los más apropiados para tan alta gestión. Un señor dedicado a poner paz en el planeta Tierra a razón de seiscientos eurazos la hora de pacificación y otro bajo cuyo mandato 800.000 hombres, mujeres y niños de la etnia Tutsi fueron asesinados a machetazos en Ruanda. En atención a unos méritos tan abultados, no es extraño que los honorarios de este último superen ampliamente a los que va a percibir su colega.

Entre los dos pretenden darle al votante socialista un sobre con los documentos de esa paz tan esperada por Rubalcaba. Más tarde, el ingenuo descubrirá que está lleno de recortes del Gara, pero para entonces los dos bribones habrán desaparecido de la escena con la pasta del trinque en sus billeteras.

En realidad, el Etamocho es mucho más humillante que el famoso timo del pueblerino, porque aquí las víctimas del engaño saben desde el principio que van a ser estafadas y aún así se prestan al juego.

La última baza del PSOE para maquillar el previsible batacazo electoral de Rubalcaba debería traducirse en un descenso brutal en el número de votos, lo que no es seguro conociendo las tragaderas del votante medio de izquierdas. En cualquier otro país, un partido socialista que hiciera algo parecido a lo que están llevando a cabo López, Eguiguren y demás amigos de ZP prácticamente desaparecería del arco político. Si el 20-N los simpatizantes de Rubalcaba tienen un arrebato de amor propio, el trompazo de esa noche puede convertir los 115 diputados que ahora otorgan las encuestas al PSOE en una quimera inalcanzable. Por si acaso pondremos a enfriar unas botellas de vino espumoso murciano.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

Mediadores y víctimas
Francisco Muro de Iscar Estrella Digital 19 Octubre 2011

Después de la farsa de esa Conferencia (que no lo fue) de paz (que tampoco), con unos mediadores que no lo eran (porque sólo hablaron con unos, sólo defendieron intereses de una parte, y, además, se negaron a entrevistarse con las víctimas), y con un apoyo insólito e inexplicable (con su presencia) del Partido Socialista que gobierna tanto en el País Vasco como en España, a lo que hay que prestar atención es a las víctimas, a las únicas víctimas: las cerca de mil que ya no recuperarán su vida, las que han quedado heridas para siempre, sus familiares y las decenas de miles de ciudadanos que han tenido que abandonar el País Vasco, su tierra, sus raíces, por la amenaza de un grupo de asesinos. Incluso a toda la sociedad vasca, lastrada de una forma terrible en su libertad y en su desarrollo social económico y político por este cáncer que sólo puede ser extirpado con la rendición y la entrega de las armas por parte de los terroristas. Y a toda la sociedad española que ha pagado un altísimo precio para nada. ETA está derrotada por la unidad de los demócratas y el compromiso de todas las fuerzas políticas democráticas en que la ley venza a la impunidad.

Por eso, las víctimas tienen que recuperar el protagonismo. Yo invito a los mediadores, a los medios de comunicación, a los ciudadanos a que asistan a otra Conferencia, esta sí de paz, que va a celebrarse también en San Sebastián, en Donostia si algunos lo prefieren, el 3 y el 4 de noviembre próximo con presencia de muchos expertos, catedráticos, investigadores, jueces, magistrados, rectores de Universidad, españoles y extranjeros que conocen de verdad la realidad del País Vasco y lo que sucede con las víctimas. "Hacia una Justicia victimal" es un encuentro internacional en homenaje al profesor Antonio Beristáin uno de los grandes criminólogos españoles, creador de ese derecho de las víctimas. Es un pedazo de Congreso, pero, además, es un homenaje al catedrático, Premio Derechos Humanos de la Abogacía, alma del Instituto Vasco de Criminología, que fue Antonio Beristáin, y a las víctimas, a las que dedicó buena parte de su vida. Él fue una de ellas y por eso las comprendía tan bien. Seguramente los medios no dedicarán ni la décima parte de atención a este Congreso del que han dedicado a la farsa de los mediadores. Pero éste es mucho más importante.

El profesor Beristáin era "el hombre que amaba a las víctimas" y él decía que "allí donde domina el terrorismo se anula la voz y la palabra". No podemos dejar que nada ni nadie anule la voz y la palabra allí donde durante décadas la libertad no ha sido, sigue sin ser, posible. ¿Habrá algún "mediador internacional" a sueldo o algún representante del PSE en este Congreso de San Sebastián? Tengan por seguro que no. Allí habrá gente de bien, comprometida con las víctimas, partidarios de la justicia restaurativa y de la justicia victimal. Y es que las víctimas tienen que ser la referencia del final de ETA. Se lo debemos y nos lo debemos.

Tras el 20-N seguiremos queriendo saber del 11-M
EDITORIAL Libertad Digital 19 Octubre 2011

Es público y notorio que, tras los inmediatos efectos electorales que tuvo la masacre terrorista del 11-M, el afán del PSOE por saber el quién, el cómo y el porqué de la matanza dio paso a una cómoda aceptación de una versión oficial de los hechos que, en parte, ha quedado desacreditada hasta por una sentencia que tampoco ha terminado de dar respuesta a los interrogantes claves. Así, por no esclarecer, la sentencia del Supremo respecto del 11-M ni siquiera da respuesta a la pregunta esencial de quiénes fueron los autores intelectuales, e incluso materiales de la matanza.

Este lunes mismo, y tras permanecer cuatro años en prisión, la Audiencia Nacional absolvía al sirio Moutaz Almallah, que fue detenido en 2005 en Londres y extraditado dos años después a España acusado por la Policía de ser uno de los 'cerebros' del 11-M y de ser el contacto de la célula de Madrid con el líder de Al Qaeda en Europa. Los informes que la Policía Nacional aportó al sumario de la matanza afirmaban que, "sin la base doctrinal, el reclutamiento, adoctrinamiento y dirección" de Moutaz y su hermano Mouhannad, los atentados del 11-M, "posiblemente, no se habrían producido", y que ambos formaban parte "del escalón más alto del 11-M". Pues bien, los dos han acabado siendo absueltos.

Conviene recordar que no fueron estos los únicos acusados como autores intelectuales del atentado. Otros tres procesados en el juicio del 11-M fueron absueltos de ese delito: Rabei Osman 'El Egipcio', Hasan Haski y Yusef Belhadj.

Por otra parte, la magistrada titular del Juzgado Número 43 de Plaza de Castilla, Coro Cillán, ha aceptado este martes en una providencia las numerosas y decisivas diligencias solicitadas por la Unión de Oficiales de la Guardia Civil en la causa donde se investiga la actuación del que fuera jefe de los Tedax durante los atentados del 11-M, Juan Jesús Sánchez Manzano. Quizás sea esta causa que se sigue contra Sánchez Manzano y su jefa de laboratorio por los presuntos delitos de manipulación de pruebas en el 11-M y falso testimonio lo que permita en el futuro reabrir en sede judicial lo que en sede judicial, en el ámbito político y hasta en el periodístico se ha cerrado o se ha querido cerrar en falso.

No es este nuestro caso. Aunque siempre hemos mantenido que aquel derramamiento de sangre tuvo un efecto decisivo para el cambio de gobierno que se produjo el 14-M de 2004, el total esclarecimiento del mismo es un compromiso que seguiremos manteniendo, no solo con nuestra democracia, sino con la Justicia que merecen sus víctimas y todos los españoles.

Así que, por mucho que las elecciones del próximo 20 de noviembre reviertan el cambio de gobierno que se produjo aquel 14 de marzo sacudido por la matanza, nuestro afán por saber no se apagará hasta que conozcamos toda la verdad del 11-M.

11-M
Boquete judicial, policial y estatal
Gabriel Moris Libertad Digital 19 Octubre 2011

Durante los días 15, 16 y 17 de septiembre se celebró en París el VII Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. Este congreso se organiza periódicamente por iniciativa del Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo de la Universidad CEU San Pablo con la colaboración de organismos nacionales e internacionales. Por el ámbito del mismo y por el número de países representados es una buena atalaya para auscultar la problemática que plantea la lacra del terrorismo tanto a nivel personal como a nivel colectivo.

En esta ocasión causó una fuerte conmoción entre los asistentes la intervención de una víctima directa de los Atentados de Madrid. Curiosamente la intervención ha sido ignorada por los medios de comunicación estatales y paraestatales. Sólo se han hecho eco de ella los pocos medios que luchan, a vida o muerte, por mantener su independencia de los dictados que emanan de los llamados poderes públicos. Me refiero a Esther Sáez, una joven farmacéutica alcalaína que, además de narrar su dura peripecia vital a raíz del fatídico atentado de los Trenes de Cercanías, tuvo la gallardía humana de expresar públicamente su actitud de perdón hacia los terroristas. Ello no le impidió decir

"urbi et orbi" que en el 11-M hay un "boquete judicial" ya que no sabemos quién pensó y planificó el atentado, quiénes pusieron las bombas, quién dio la orden de destruir los trenes ni quién impidió analizar todas las huellas del mismo.

La presencia de los Principes de Asturias, del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, y de la Comisaria de Justicia del Parlamento Europeo, Viviane Reding, así como sus intervenciones, pusieron de manifiesto públicamente la voluntad de la Justicia de legislar y aplicar las leyes en torno al terrorismo como un elemento disuasorio y de reparación de los daños que el terrorismo causa en las victimas y en la sociedad. Desgraciadamente en España, y en este caso de los atentados del 11-M, no creo que ninguna autoridad judicial pueda demostrar la eficacia ni la eficiencia de la misma; el boquete judicial lo ve cualquier persona que quiera analizar lo ocurrido.

El azar deparó a su familia, a los que hemos tenido la suerte de conocerla y a la sociedad, la alegría de poder disfrutar de los valores que la enriquecen y adornan. Inevitablemente, su presencia y sus palabras me hacen rememorar más si cabe la pérdida de mi hijo y de sus 191 compañeros de viaje. ¡Cuanta riqueza y sentimientos perdidos en aras de la inmundicia sobrevenida! ¿Nadie siente la necesidad imperiosa de hablar, investigar, juzgar, condenar y prevenir algo tan horrendo como la masacre del 11-M?

Retomando la noticia inicial en el citado congreso, sus palabras fueron acogidas por la sala, repleta de personas del mundo entero, con un aplauso y una empatía fuera de lo común. Mi experiencia personal en ediciones anteriores de estos congresos internacionales es que existen aspectos comunes en todos los atentados y que son una ventana abierta que contrarresta el hermetismo al que algunos estados someten al terrorismo por razones inconfesables las más de las veces. Esos mismos estados hurtan a las víctimas del terrorismo, no sólo sus derechos ciudadanos, sino su capacidad para opinar como entes políticos o como sujetos para colaborar con la justicia.

El denominador común de las víctimas es la ausencia de espíritu de venganza o de revancha. Ello sin que todas manifiesten sus deseos de conocer la verdad de los hechos y la aplicación de la justicia a los instigadores, autores o a los que colaboran directa o indirectamente con el terror. La reparación del daño causado por los actores del mal debe ser igualmente exigible en todos los casos. Con frecuencia se habla de olvido y de perdón. Ambos creo que caen dentro del ámbito de la más profunda intimidad de cada persona. En ningún caso pueden ser suplantados por el estado.

Las divagaciones de Caamaño
Para nacionalistas como el ministro, estos debates han de quedar fuera de la política, bajo el amparo de un falso consens
andrés freire ABC Galicia 19 Octubre 2011

SORPRENDEN, incluso asombran, las recientes declaraciones del ministro Caamaño a un medio afín. La entrevista está plagada de joyas que nos recuerdan a cada paso que, a estas alturas, ser catedrático apenas es garantía de inteligencia y formación intelectual. Aún así, desconcierta que, a cuenta del asunto de las cajas, Caamaño afirme que «tenga o no competencias, (Feijóo) tiene que tomar cartas en este asunto», como si el ministro de Justicia de España considerara que la arquitectura legislativa del estado fuera un tema de escasa importancia.

Nuestro ministro asegura también que él es socialista y no nacionalista. Afirma que «Galicia tiene una entidad propia, que es merecedora de un proyecto político propio». Asevera que tenemos una forma propia de «ubicarnos y dominar el territorio» y que quiere «una Galicia que decida en España, que defienda lo que es suyo, que esté orgullosa de su identidad». Y sin embargo, Caamaño insiste en que no es nacionalista…

Pero donde Caamaño abandona el absurdo para caer en la mentira es cuando menciona la cuestión de la lengua. Insiste en el mantra de que fue Feijóo quien «rompió el consenso lingüístico». Alguien tiene que recordarle lo ocurrido. No será el PP quien lo haga, que ellos —ya sabemos— consideran que es virtud política no entrar nunca en un debate de ideas.

El consenso lingüístico nunca existió. Todo este experimento de la normalización ha sido siempre un proyecto de las élites políticas e intelectuales, impuesto desde arriba a una población reticente. Cuando estas élites decidieron dar una vuelta de tuerca «normalizadora» con su reforma de ley educativa, el PP en principio apoyó esta reforma. Solo al ver la revuelta de sus propias bases, los populares se sumaron ambiguamente a la protesta. Así, el consenso que rompió Feijóo sólo existía entre la nueva aristocracia galaica, crecida al calor del presupuesto autonómico.

Además, el famoso «consenso lingüístico» no es solo una mentira cómoda a la que se aferra el nacionalismo. Es una muestra de su concepción de la sociedad. Ante todo, su desprecio por los derechos civiles, subsumidos ante arcanas identidades y supuestas normalidades. Sobre eso, su desdén por la democracia real. El partido que ganó las elecciones llevaba claramente en su programa la derogación de la ley educativa, y fue un tema clave en los comicios.

Sin embargo, para nacionalistas como Caamaño, estos debates han de quedar fuera de la política, bajo el amparo de un falso consenso. Da la impresión de que las cuestiones esenciales han de ser excluidas del debate ciudadano, y que han de ser impuestas a la sociedad mediante una invasiva pedagogía de masas. Una suerte de despotismo ilustrado, en el que, curiosamente, los «déspotas» carecen de la mínima ilustración.

EL ACOSO AL CATELLANO
Mas multa a 53 comercios en 6 meses por no usar el catalán
Durante los siete años de Gobierno tripartito, entre 2003 y 2010, la Generalitat de Cataluña recaudó 901.450 euros con las sanciones que impuso a 820 comercios por no rotular en catalán.
Montse Espanyol La Razón 19 Octubre 2011

BARCELONA- La idea de multar a los comerciantes que no rotulan en catalán fue uno de los peajes que ERC impuso al PSC en los dos tripartitos. Pero a pesar de que ERC está en la oposición y la crisis castiga más que nunca al pequeño comercio, CiU ha mantenido la actividad inspeccionadora y sancionadora a los negocios que no emplean el idioma cooficial.

En una respuesta parlamentaria a una pregunta del PP, la Consejería de Economía y Conocimiento revela que durante el primer semestre de 2011 se han puesto 502 requerimientos a negocios de diversa índole de la ciudad de Barcelona, desde agencias de viajes (2) o talleres mecánicos (9), a tiendas de alimentación (34), de los cuales 53 han acabado en multa.

El importe de las 53 multas asciende a 39.400 euros, aunque a 31 de agosto de 2011 sólo se habían cobrado 14.700. De los 53 expedientes sancionadores, 31 siguen pendientes de resolución o están incoados.

El consejero Xavier Mena añade a la respuesta que 24 expedientes responden a una denuncia de un particular y otros siete, a la de una entidad. Además de no rotular en catalán, tener tiques de caja o la carta de un bar sólo en castellano es motivo suficiente para multar.

Rosa Díez reclama en Barcelona un recorte de las competencias autonómicas
La candidata a las elecciones generales de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha reclamado hoy en Barcelona un recorte de las competencias autonómicas y que el Estado recupere la gestión de la educación y la sanidad, entre otras.
Barcelona - Efe La Razón 19 Octubre 2011

La única diputada en el Congreso de este partido, ha señalado en un mitin en la capital catalana que el Estado debería recuperar algunas competencias autonómicas como la salud o la educación cuando las comunidades no pueden asumir sus costes, y así dar "más eficiencia y competitividad" a las instituciones públicas.

A pesar de ello, Díez ha asegurado que "UPyD defiende un modelo de Estado descentralizado, no porque sea el más democrático, sino porque es el que mejor sirve a los intereses de los ciudadanos y no a los reinos de Caifa".

También ha arremetido con fuerza contra el modelo de inmersión lingüista catalán y ha apelado a que se cumplan la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y se inhabiliten los responsables políticos que no la cumplen o que proponen que no se cumpla.

Para Díez, la solución de los problemas de Cataluña, de la que ha destacado que es la segunda comunidad más endeudada, con 400.000 parados y un "vergonzoso" porcentaje de fracaso escolar, pasa por "más democracia, más libertad y más justicia".

"Más libertad para escoger la lengua en que se educan a los hijos o para dirigirnos a la administración. Las lenguas no tienen derechos, son los ciudadanos los que tienen derechos. Si nos los coartan, es una democracia en minúsculas y no nos da la gana", ha enfatizado.

Cataluña
Nacionalismo camuflado de civismo

La Generalidad da el primer paso para la creación de un plan de valores que, bajo la excusa del civismo, pretende aplicar a toda la sociedad la defensa de ‘la pervivencia de la identidad del pueblo catalán’. Homs: se trata de “identificar los valores transversales por el conjunto de la sociedad”.
Redacción www.vozbcn.com 19 Octubre 2011

El Gobierno autonómico impulsará un plan ‘para la promoción de los valores en Cataluña’ con la finalidad de ‘promover una nueva cultura cívica que garantice la cohesión social, la convivencia y el bienestar de la ciudadanía’. Francesc Homs (CiU), portavoz de la Generalidad, ha confirmado este martes que el Gobierno autonómico pondrá en marcha un programa del que adelantó las líneas maestras, a finales del mes de septiembre, el consejero de Bienestar Social y Familia, cuya finalidad será la de “reforzar” Cataluña.

Homs ha señalado que “no se trata de imponer valores a nadie” pero sí “identificar los valores transversales por el conjunto de la sociedad”, que el nacionalismo considera transversales, y poner en marcha un programa que sirva como “instrumento de trabajo” para el futuro plan. Según el texto facilitado por el Gobierno autonómico, que marca las líneas maestras del plan, el objetivo final es ‘diseñar, elaborar y establecer las bases para la ejecución, el seguimiento y la evaluación del plan’, proceso en el que participarán, probablemente, ‘expertos del ámbito académico, universiario y social’.

‘Fortalecimiento de la nación [por Cataluña]‘
Sin embargo, la Generalidad, a través de la autonómica Dirección General de Acción Cívica y Comunitaria de la Consejería de Bienestar Social y Familia, lo que quiere es ‘repensar cuáles son los valores esenciales que contribuyen a la convivencia, el fortalecimiento de la nación [por Cataluña] y la pervivencia de una sociedad que quiere conservar su identidad‘. Es decir, el plan se fundamentará en la defensa del nacionalismo o catalanismo para aplicar a toda la sociedad, así como la ‘pervivencia de la identidad del pueblo catalán’.

Para llegar a la meta marcada por CiU al frente de la Generalidad, el programa de impulso del plan de valores aprobado por el Gobierno autonómico se organiza a través de un Consejo Director, que tendrá las funciones de organismo colegiado adscrito a la Consejería de Bienestar Social y Familia, con representación de diferentes consejerías.

Además, se crearán diversos ‘grupos de trabajo’ en los que participarán expertos del ámbito académico, universitario y social con ‘buen conocimiento de políticas y buenas prácticas en valores de otros países’. Y, finalmente, un coordinador, que hará el seguimiento de los grupos de trabajo, planteará ‘propuestas’ y ejecutará los acuerdos del Consejo Director.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

La traición del PSOE
Editorial www.gaceta.es 19 Octubre 2011

La esperpéntica y autoproclamada conferencia de paz celebrada ayer en San Sebastián, con el incomprensible apoyo de destacados miembros del PSOE que, pese a la esquiva negación de Rubalcaba, quien ahora quiere hacer como si no se enterase de nada, han actuado con la calculada ambigüedad con que se ha movido el zapaterismo en este lamentable circo, nos ha permitido ver en acción a unos auténticos fantoches, a unos fantasmas sin fronteras que se atreven a pontificar sobre lo que desconocen, y pretenden explotar con palabras altisonantes un prestigio moral del que carecen por completo. Pero sobre todo, hemos visto cómo los socialistas perpetraban la más deleznable traición a las víctimas del terrorismo. E

n un montaje electoral de los batasunos, incomprensiblemente el PSOE se ha sumado para bendecir las decisiones de los amigos de ETA. La traición a las víctimas va unida a la traición a la democracia. Los mediadores, que actúan más como estómagos agradecidos, han venido a España como quien va a una tierra sin ley y sin orden, a proponer una solución indigna a lo que han llamado conflicto, y han tenido la desfachatez de dedicarse a dar consejos rimbombantes y vacíos, que, ¡oh casualidad!, favorecen las estrategias de ETA para una desaparición tan falsa como gloriosa, y que resultan conformes con los ilusos y cobardes planes de paz del zapaterismo, de un Gobierno desprestigiado, roto y sin autoridad alguna. Es más, las propuestas de los falsos mediadores, que no han hablado en ningún momento con las víctimas, son similares a las que presentó Arnaldo Otegui en noviembre de 2004 en el velódromo de Anoeta, que pretendía crear dos mesas: una para resolver las consecuencias del conflicto, y la otra para la negociación política.

Que un grupo tan nutrido de personajes, gorrones, desprestigiados y corruptos, se pretenda erigir en referencia moral es una señal inequívoca del significado manipulador, engañoso y sumiso frente a los intereses de los asesinos de este lamentable simulacro de conferencia de paz. El grupo de fantoches que ha perpetrado toda suerte de equívocos, con consecuencias criminales, como en Ruanda, no tiene el conocimiento ni la autoridad para decir a nadie lo que hay que hacer. Cualquiera que se atreva a poner a una banda criminal en el mismo plano que a Gobiernos democráticos respetuosos con la ley merece un desprecio absoluto.

Que ETA quiera timar a la democracia entra dentro de lo normal, pero que el Gobierno no haya sabido poner límites a este burlesco despropósito, y que algunos de los más conocidos dirigentes del PSOE vasco hayan ido a hacerse la foto con estos buhoneros resulta completamente intolerable. A quienes hemos sostenido desde hace tiempo que se estaba buscando un ardid de este estilo para enmascarar las últimas concesiones a ETA se nos ha dicho de todo, pero no se nos podrá llamar fantasiosos, porque esta ceremonia de la confusión estaba desde el principio en el guión de un intento de final pactado, y acabamos de ver cómo esta farsa se ha representado con todo lujo de detalles y conforme al guión previsto por los estrategas de la banda. Muchos debieran de pedir públicas disculpas a Jaime Mayor Oreja por menospreciarle cuando anunciaba con gran claridad y precisión lo que acabamos de ver: una burla de la Justicia, de las víctimas, de la libertad y del valor de las vidas ajenas que sería risible de no estar por medio tanta sangre inocente.

Las reglas de ETA
El Editorial La Razón 19 Octubre 2011

El día después de la conferencia de la claudicación de San Sebastián demostró hasta qué punto ETA ha logrado consolidar sus reglas en el mapa político vasco actual. Los hechos son los hechos por más que el Ejecutivo intentó ayer, vistas las conclusiones decepcionantes para sus intereses de la cita donostiarra y el estado de opinión reinante, marcar distancias con la misma. En este sentido, el sondeo que publica hoy LA RAZÓN es concluyente. Además de que una mayoría de españoles (55,4%) critica la presencia del PSOE en la reunión y que dos de cada tres piensa que los gastos de la conferencia han salido del bolsillo de los españoles, el 62,4% entiende que ETA ha sido la triunfadora. En ese clima fue significativo que el candidato Rubalcaba no sólo se negó a valorar el resultado del encuentro, sino que remarcó que no dio el visto bueno a la presencia de los socialistas vascos cuando José Blanco había confirmado que sí conocían la intención de Patxi López.

Es inverosímil que el lendakari, estrecho colaborador del ex ministro del Interior, se hubiera sometido a la farsa etarra sin su autorización. Saltarse las líneas rojas planteadas por los demócratas en la lucha antiterrorista tiene riesgos muy elevados para el Estado de Derecho, pero también para quienes las infringen. Los socialistas deberían saber mejor que nadie las consecuencias de elegir atajos en lugar de mantenerse firmes en la vía de la derrota de la banda. Tampoco se puede relativizar la gravedad de la presencia en la reunión de la patronal vasca, probablemente uno de los colectivos que más ha sufrido el imperio del terror etarra, y que se prestó a la pantomima en un episodio insólito de amnesia.

El único beneficiado de la conferencia fue ETA. La comparecencia ayer de los batasunos en San Sebastián, con el asesino de niños Jon Aguirre en la mesa, reafirmó que el mundo de los terroristas no contempla un final con vencedores y vencidos ni arrepentimientos ni tampoco el epílogo de la banda sin concesiones. Ante los reiterados requerimientos de los medios, Rufi Etxeberria y compañía se negaron a pedir a ETA su disolución y desarme y se atuvieron a la declaración de la farsa donostiarra. Quedó claro de nuevo que la banda ha tomado decisiones tácticas, pero sin renunciar a su proyecto, y que ha jugado con cartas marcadas en todo momento pues hasta el propio comunicado final de la conferencia garantiza su continuidad en tanto la faculta como negociador con el Gobierno en un proceso de tiempo indeterminado.

El PP ha sido el único partido que ha sabido preservar el discurso de la firmeza y la dignidad, moralmente irreprochable. Lo dijo ayer Rajoy con sentido común: «Desde el Estado de Derecho y la fuerza de la democracia se puede derrotar a ETA». El Gobierno del cambio tendrá en este frente un desafío trascendental pues se encontrará con una Batasuna con posibilidades reales de disputar la victoria en las elecciones del País Vasco. Y tendrá que combatir y desmontar los espacios de impunidad que hoy les permiten gobernar decenas de ayuntamientos, controlar presupuestos millonarios y presentar a Amaiur a las generales, que, además de una lista contaminada, es el nombre de al menos tres comandos etarras.

LA FALSA CONFERENCIA DE PAZ
La mentira de la derrota de ETA
Jaime Mayor Oreja La Razón 19 Octubre 2011

Para entender el auténtico significado de la «conferencia de paz» celebrada el pasado lunes en San Sebastián, es imprescindible situarla en el marco del proceso de negociación que mantienen el Gobierno y ETA. La conferencia no es sino un paso más, un hito preestablecido más, dentro de ese proceso de resolución de conflictos, que sigue vivo y avanzando.

Lo ocurrido no es por tanto algo ni nuevo ni inesperado. En marzo de 2010, el mediador Brian Currin presentó en Estrasburgo la llamada Declaración de Bruselas, un documento firmado por diversas personalidades e instituciones en el que ya se establecía una hoja de ruta del proceso de negociación que se ha venido cumpliendo escrupulosamente. En dicha Declaración, se hablaba ya de la verificación internacional del alto el fuego de ETA y de la necesaria intervención de mediadores internacionales. La conferencia del pasado lunes no es sino la escenificación de dichos elementos, pactados por ETA y el Gobierno en su proceso de negociación.

Pero, además, la conferencia ha significado, por encima de todo, una humillación. Una humillación para las víctimas del terrorismo, una humillación del Gobierno de España y del País Vasco y una humillación para España como nación. Ningún país serio permitiría que se llevara a cabo un acto tan indigno. Hace sólo unos años, hubiera sido inimaginable que en el País Vasco se celebrara un evento así.

La lógica del proceso en que se ha embarcado a lo largo de estos años Rodríguez Zapatero y, con él, el ahora candidato Rubalcaba exigía semejante acto de humillación e indignidad. Y la principal consecuencia del mismo no es que el fin de ETA esté más cerca sino que ETA sale aún más fortalecida para competir con el PNV en las próximas elecciones vascas y hacerse con el Gobierno del País Vasco. El proceso de negociación entre ETA y el Gobierno nos conduce de este modo a una ofensiva y un desafío nacionalista sin precedentes, en el que la referencia y el objetivo no serán tanto el IRA y el proceso de Irlanda del Norte, como la declaración unilateral de independencia de Kosovo. Todos los partidos y gobiernos democráticos que pactan con ETA acaban siendo devorados y vencidos. El PNV en Estella, hoy en la oposición, ERC en el ostracismo y el Gobierno socialista de Zapatero, hoy prácticamente en León, son la mejor prueba de ello. A eso conduce la falta de tenacidad en la lucha contra el terrorismo. Un Gobierno débil frente a los terroristas sólo conduce a la catástrofe.

Ahora, en el marco del proceso de negociación, le toca a ETA hacer el siguiente gesto. Es más que probable que haya un comunicado de la banda terrorista antes de las elecciones del 20-N. Así lo espera el PSOE, que confía en obtener con ello un rédito electoral y se equivoca una vez más. Pero ese comunicado no anunciará el final definitivo de ETA. La banda dará un paso más en su retórica, reforzará la apariencia de final, lo rozará, pero no anunciará su disolución. Y sólo los ingenuos o los que buscan en esa gran mentira su propio beneficio volverán a creerse las palabras de ETA, volverán a pensar que este proceso de negociación nos llevará al final definitivo de ETA, cuando en realidad sólo conduce a su reforzamiento.

Este proceso, en su segunda parte, arrancó con una mentira: ETA y la izquierda aberzale no eran lo mismo, incluso eran adversarios. El final de esta segunda parte es otra mentira: la derrota de ETA.

Jaime Mayor Oreja
Portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo

La macabra partida de ajedrez
Pedro Martínez García www.gaceta.es 19 Octubre 2011

Aquí los jugadores son siniestros y acaban con el sacrificio de la inocencia.

Los representantes del Gobierno en la negociación con ETA la describieron ante el juez Ruz como una partida de ajedrez en la que ofrecieron de todo para conseguir que los etarras entregaran las armas. Pero las notas de las reuniones que fueron ocupadas en una intervención policial en Francia no lo confirman así. Son documentos internos de la banda. Su autenticidad queda pues fuera de toda duda y su veracidad no ha sido combatida, sobre todo cuando se ha sabido que el CNI también grabó esas conversaciones.

La contundencia de las actas es tal que el Gobierno debería estar acorralado política y jurídicamente. Entre otras cuestiones, el chivatazo es ya innegable. Según lo publicado, Gómez Benítez, uno de los hombres de confianza de Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló a los etarras que el chivatazo del Faisán era una muestra de buena voluntad por parte del Gobierno. Y no sólo eso. En esas actas también aparecen otras revelaciones escalofriantes, como la instrumentalización de la Fiscalía para controlar la acción de la Justicia, las instrucciones para disminuir la presión policial contra ETA, la oferta de integrar Navarra en el País Vasco, el silencio sobre las cartas de extorsión, la promesa de acabar con la doctrina Parot, el ofrecimiento de recursos financieros mediante una organización internacional, la oferta de beneficios penitenciarios incluida la libertad para condenados por delitos de sangre después del desarme y la propia continuidad de las negociaciones después de los atentados de la T-4.

Una vez sabido todo esto, el Gobierno pretende justificarlo con la autorización parlamentaria para negociar que fue aprobada en mayo de 2005. Nadie discute que esa autorización parlamentaria dio legitimidad al proceso negociador. Sin embargo, no es una garantía de impunidad, no fue un cheque en blanco. Al contrario, la autorización lleva implícitos límites en cuanto a los fines y los medios –el respeto a la Constitución, las leyes, los derechos humanos y las instituciones democráticas– que nunca debieron sobrepasarse.

Sin embargo, para blindar el proceso, Rubalcaba pasó a ser ministro del Interior y fue relevado el fiscal jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño. Este último incluso ha manifestado después: “No hace falta ser muy listo para saber que mi cese obedecía a exigencias de los terroristas”. Incluso la Asociación de Fiscales ha reconocido la instrumentalización del Ministerio Público. En todo caso, los fiscales originales fueron arrinconados y un nuevo equipo a las órdenes de Conde-Pumpido –“la Justicia no está para favorecer procesos políticos, pero tampoco para obstaculizarlos” y “el vuelo de las togas de los fiscales no eludirá el contacto con el polvo del camino”– se puso manos a la obra. En mayo de 2005, cuando Otegui, “un hombre de paz”, fue conducido ante el juez, el etarra argumentó que él tenía rango de interlocutor político y preguntó en alto: “Me parece increíble. ¿Esto ya lo sabe Conde-Pumpido?”. En octubre de 2006, la Fiscalía redujo la petición contra De Juana Chaos de 96 a 12 años por amenazas a funcionarios de prisiones. Ese mismo año se retiró la acusación contra Otamendi y compañía en el caso Egunkaria. En enero de 2007, el Ministerio Público pidió a la Audiencia Nacional que excarcelara a De Juana. En marzo de ese mismo año, Arnaldo Otegui se marchó a casa sin ser juzgado gracias a que se le retiró la acusación por enaltecimiento del terrorismo. Y en las elecciones municipales de mayo de 2007 se impidió la impugnación general de las listas de ANV, a pesar de que los informes policiales sostenían que ETA y ANV es lo mismo.

Con estas iniciativas, según el fiscal general, se trataba de “adaptar la Justicia a los nuevos tiempos políticos”. Pero afortunadamente la Justicia ha funcionado. Los mediadores intentaron justificarse ante los etarras diciendo que “las detenciones son judiciales”, que “Policía y fiscales han cumplido” y que “no contaban con el nivel de ataque del PP, la mayoría de los medios y las víctimas”. Pero para las víctimas lo sucedido es una indecencia, y quienes entendemos que es función de la Fiscalía defender la legalidad sentimos una “vergüenza dolorosa”.

El ajedrez como alegoría de la lucha entre la vida y la muerte fue recurrente en la literatura medieval. Si bien es Ingmar Bergman quien, en una magistral película cargada de simbolismo y significado –El séptimo sello–, la acerca hasta nosotros. Es curioso que los negociadores hayan recurrido a esta alegoría y resulta inevitable evocar la imagen del noble cruzado Antonius Bruck jugando con la muerte en una playa desierta. Allí la partida terminaba con el triunfo de la esperanza. Aquí los jugadores son siniestros y acaban con el sacrificio de la inocencia y con ETA imponiendo un jaque mate al Estado de derecho. Consumatum est.

*Pedro Martínez García es fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Cuando la izquierda tiene clase
Lo noticioso no debería ser que ETA se acabe, sino que el terrorismo vasco haya llegado hasta el siglo XXI. La foto de Garitano dando la mano a Annan es la prueba de que la lucha de los ‘gudaris’ no ha sido en balde. También en la zurda hay distancias, como la que separa a Carlos Carnicero de Jesús Maraña.
El Trasgo www.gaceta.es 19 Octubre 2011

“Cautivo y desarmado el ejército españolista, las tropas ‘abertzales’ han alcanzado sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”. Ya, ya sé que la prensa roja lo cuenta de otra manera; era para resumir, y con la ilusión de que José María Izquierdo incluya el comentario en la próxima edición de ‘Las 1.000 frases más feroces de la derecha de la caverna’, que acaba de aparecer en el mercado.

Pero viene a ser lo mismo. Titula ‘Público’: ‘A un paso del fin de ETA’. Y, la verdad, no me extrañaría demasiado. Siguiendo aquello del hombre que muerde al perro, la noticia no es que ETA agonice, sino que un grupo terrorista de los años sesenta haya llegado a la segunda década de nuestro siglo. Por lo demás, no hay Ejército que siga luchando después de la victoria. Si ese era el método para acabar con ETA, podíamos habernos rendido a primer hora y nos ahorrábamos este reguero de sangre inocente.

Que conste: les entiendo. Yo era un tierno adolescente la primera vez que oí a un gobernante asegurar, tras un atentando, que eran “los últimos coletazos de ETA”, y que la banda pueda anunciar en breve que deja de matar no puede dejar de ser un alivio. Pero miren la fotografía sobre el titular ‘La conferencia pide a ETA el cese definitivo de la violencia’, Kofi Annan dando la mano al presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Martín Garitano, un hombre del entorno etarra que ahora le hemos puesto un despacho. ¿Puede alguien sostener, con esa fotografía delante, que hemos vencido a ETA? Y, si el Estado de Derecho no ha conseguido acabar con una banda de criminales, que lo deja cuando le interesa, con la mitad de sus objetivos cumplidos y la otra mitad irrealizables, ¿es algo para celebrar una conferencia internacional? ¿No sería mejor llevar nuestros fracasos en privado?

Hasta ‘El País’, que el lunes anunció para ayer un editorial sobre la rimbombante conferencia, se ha debido echar para atrás por no dar con el tono, y nos sale con Novacaixagalicia y Afganistán, que no es momento de indisponerse con nadie.

La dignidad de CarniceroPero el Trasgo quiere ser justo con este rojerío del que trata de ser azote y aplaudir la dignidad de unos cuantos periodistas de la zurda. El otro día cité a Gabilondo y hoy, con mucha más razón, tengo que hacer otro tanto con Carlos Carnicero, uno de esos ‘puros’ del socialismo a quienes sus camaradas ningunean por serlo demasiado. En su ‘blog’ (El éxito de ETA: “Euskadi es una segunda Irlanda”) escribe: “La tecnología del tiro en la nuca no tiene nada que ver con una lucha armada en la que es necesario dos bandos. Aquí ha habido víctimas y verdugos. En Euskadi no ha habido una guerra sino el terror organizado por unos pocos para tratar de someter a la mayoría”.

Lo que dice Carnicero es evidente, sólo que muy bien dicho y con lúcida contundencia. A años luz de esto otro: “Quizás algún día, en cualquier libro de historia mínimamente riguroso, aparezca una breve referencia a la llamada Conferencia de Paz de Donostia, celebrada el 17 de octubre de 2011”. Pero es que nunca he pretendido que todos los periodistas de la contraparte tengan el mismo peso específico, y que también hay distancias, como la que separa a Carlos Carnicero de Jesús Maraña, autor de estas pomposas líneas, en su billete de ‘Público’ “La puerta de salida”.
Maraña se solaza, como un provinciano en la corte, glosando las ‘autoridades’ y ‘señores importantes’ que participan en la ‘kermess’, como si la categoría de Pilatos o la de Herodes justificaran sus actos.

Así, mientras para Maraña quienes “siguen hablando de ‘rendición de los demócratas” o “equidistancia inmoral” son los mismos que el ex ‘lehendakari’ José Antonio Ardanza denuncia en sus memorias como “manipuladores del dolor de las víctimas”, para Carlos Carnicero la conferencia de Donosti “es una anécdota que revela el fracaso del Gobierno de Zapatero y la dislexia del socialismo vasco, pendiente eternamente de las excentricidades de Jesús Eguiguren, obsesionado por tener una papel en una historia que nunca ha entendido”. Ganas dan de añadir que Maraña trata de escribir el epílogo de una historia que nunca ha entendido.

Estoy con ‘Los dos telediarios de ETA’ del título de la columna de Isaac Rosa, o cuando dicen que “ese final es ya irreversible, y que incluso si volviese al Ministerio del Interior ese Mayor Oreja que ayer mismo insistía en el pacto ETA-PSOE, no habrá ya manera de desandar el camino”. Lo que no explican es por qué, en nombre de qué, hay que decirle al mundo entero que aquí a los asesinos les despedimos con honores. “Rubalcaba –concluye Carnicero su columna– ha perdido la gran oportunidad que tenía de demostrar que es algo más que un póster electoral”.

Estos sí son los últimos coletazos de una izquierda estéril y descaradamente partidista, la que, en “Atropellos del poder y castigos electorales”, fulmina contra el ‘despótico y consensuado bipartidismo’ del que, oh, no se acordó durante ocho años de zapaterismo.

Tiesa
Alfonso Ussía La Razón 19 Octubre 2011

Hasta las mayores vilezas tienen su parte divertida. Según me ha informado mi fuente de Fondos Reservados, la caja se ha quedado tiesa como la mojama. Lo que quedaba se lo han llevado calentito los verificadores internacionales contratados por Batasuna y remunerados por el Gobierno. Luis María Anson, en su «Canela Fina» del diario «El Mundo» aventura que Kofi Annan se ha embolsado dos millones de euros por no hablar en la gamberrada. Porque el tío no ha abierto la boca. Ni que fuera Marta Hazas, la «Bandolera», que es la síntesis de la belleza y la naturalidad. Kofi Annan no tiene un buen expediente. Salió de la ONU de mala manera, con un hijo comisionista de millones de dólares iraníes. Kofi es un millonario buenista y un jeta más grande que la provincia de Badajoz. Otro que tal baila, Gerry Adams, terrorista retirado. No creo que a Adams le hayan soltado la misma cantidad de pasta que a Kofi, pero unos buenos cientos de miles de euros no se los quita nadie. La peor pagada, la «mal pagá», ha sido doña Gro Harlem Bruntland, conocida en Noruega como «la Tonta de Oslo». Siendo primera ministra de aquel sosegado país, protagonizó un mitin en Oslo, ante mil socialistas noruegos, bastante fríos por cierto, y habló durante una hora con el microfóno estropeado. De ahí el mote.

Pero no ha cobrado menos de sesenta mil euros por firmar el documento redactado por la ETA. Lo mismo que Powel, Ahemr y el socialista francés Pierre Joxe, que fue ministro y todo, como en España lo fue Bibiana Aído, y ahí está, en la ONU que despachó a Kofi Annan por trincón.

Lo malo del asunto es que la Delegada del Gobierno en Madrid solicitó un fajo de billetes al Ministerio del Interior para que sus «indignados» pagaran el primer plazo de la compra del «Hotel Madrid», y el ministro Camacho no pudo satisfacer sus deseos. «Mona, lo que nos quedaba se lo han llevado crudo Kofi y su panda». Se me antoja intolerable que nuestra caja común de fondos reservados se encuentre en situación de absoluta desnudez. Los de «Lokarri», es decir los de «Bildu», es decir los de «Sortu», es decir los de Batasuna, es decir los de la ETA, no han pagado ni los consumos de los minibares del Hotel de Londres y de Inglaterra, magnífico y tradicional establecimiento hotelero que data de los tiempos de la monarquía de Alfonso XIII, que fue cuando en San Sebastián se construyó lo bueno que conserva. Faltó –por desgracia para «Lokarri» ya no está sobre la mar–, una vuelta turística a bordo del «Azor» en honor de los gorrones de nuestros fondos reservados. De Ayete al «Azor». Me suena bastante.

Otro detalle. Nadie les ha pasado un recibo a firmar. Han cobrado en negro, y no lo escribo sólo por Kofi Annan. En España está prohibido y muy perseguido por la Agencia Tributaria la percepción de dinero negro. Ignoro la cantidad de dinero negro que se considera falta y la que alcanza el nivel de delito, pero si es cierto que Kofi se ha pimplado dos millones de euros –más de 320.000.000 de las añoradas pesetas–, el Ministerio de Economía y Hacienda haría bien en ordenar, mediante mandamiento judicial, su detención en el aeropuerto para que se explique. Lo malo es que ya habrá volado.

Voy a llamar al ministro Camacho para ofrecerle una buena información a cambio de cien euros de los fondos reservados. Si su secretaria me dice que está reunido y que no puede ponerse, la cosa está clara. Se lo han llevado todo los internacionales de la ETA.

No es casualidad
José Antonio VERA La Razón 19 Octubre 2011

No es fruto del azar que el nombre de la coalición sucesora de Batasuna sea exactamente el mismo que el empleado en tres ocasiones por ETA para bautizar a uno de sus comandos. Desde el entorno de Rubalcaba se nos quiere hacer creer que nada tiene que ver la izquierda abertzale con la banda terrorista, cuando las pruebas que se acumulan demuestran lo contrario.

ETA está dispuesta a interrumpir sus «actividades armadas» (sic) porque así lo ha pactado expresamente a cambio de entrar en las instituciones, recibir fondos públicos, reagrupar a sus presos previa a la liberación de los mismos y una negociación política que debe acabar en referéndum. O sea, lo que siempre exigió. El nauseabundo comunicado de Currin y Cía no permite otra interpretación. Mantendrán el alto el fuego en la medida en que vayan alcanzando lo que piden. Si Rajoy cuando gobierne no lo hace, volverán a las andadas.

Y lo que ahora toca, como parte del guión preestablecido, es publicar un comunicado para dar oxígeno electoral al candidato del PSOE. Rubalcaba dice no saber nada, pero nadie le cree. Eguiguren jamás hubiera ido a la falsa conferencia sin su consentimiento. No es casualidad que todo esto suceda justamente ahora, a un mes de las elecciones, irrumpiendo en la campaña electoral de manera flagrante. Como no es casualidad que la nueva marca etarro-batasuna lleve el mismo nombre que un comando de ETA.

Eusko-Halloween
Iñaki Ezkerra La Razón 19 Octubre 2011

Confieso que me ha sabido a poco la Conferencia de Paz de San Sebastián, mi gran decepción por ausencias tan notables como Rigoberta Menchú, Pérez Esquivel o Herrero de Miñón. Si de lo que se trataba era de reclutar a todos los zombis dispersos por el Globo para celebrar un Halloween con dos semanas de adelanto, allí ha habido unos vacíos imperdonables. ¿Cómo no se ha sabido traer a esa noche de los muertos vivientes a gente tan solvente y en activo como Jimmy Carter, el Dalai Lama o los obispos Setién y Uriarte? Otro que también era muy bueno era Mayor Zaragoza. Me vienen, en fin, cantidad de fichajes que han faltado en la foto: Margarita Robles, Bermúdez y su mujer escritora, el mismo juez Garzón sin ir más lejos.

¿Qué clase de inconfesable ingratitud les ha llevado a los organizadores a no contar con toda esa peña? Estoy seguro de que los Bardem no habrían puesto ninguna pega. ¿Y a esa desoladora lista de ausencias le llaman «éxito»?
No voy a negar que Kofi Annan sea un buen fichaje. Lo es y lo habría sido mejor con treinta años más. El ex baranda de la ONU tiene, además, experiencia en casos de terrorismo independentista; en usar, para contentar al Frente Polisario, altisonantes expresiones –«paz justa», «autodeterminación», «solución de mutuo acuerdo» …– y en maniobrar por detrás para lo contrario, para integrar al Sáhara en Marruecos. ¿Quién le ha dicho a ETA que necesita un Kofi Annan? ¿No será el transparente Rubalcaba por casualidad?

La verdad es que con esa conferencia tengo la misma sensación que tendría si, después de comer, me traen de postre una fabada con compango. Todo lo que se ha dicho allí y lo que se ha dicho en contra, está ya escrito hace años. Pero, para empacharnos más, todavía ETA está a tiempo de montar otra superconferencia antes del 20-N, una cosa bien organizada donde estén Pérez Royo, María Antonia Iglesias y el cadáver hibernado de Walt Disney. A este último no le he preguntado lo que piensa, pero me da que es de ese rollo.

Conferencia
Los intérpretes del aquelarre de ETA
Agapito Maestre Libertad Digital 19 Octubre 2011

El aquelarre montado por los criminales de ETA en San Sebastián es su principal contribución a la actual campaña electoral. Aunque para muchos ya fuera conocido de antemano, el eslogan surgido de esa reunión es fácil de sintetizar: ETA anuncia, como me apunta la sabia e irónica filósofa de Boronezh, a través de seis "grandes conocedores extranjeros" de la propia ETA, es decir, pagados por los terroristas, que quizá el próximo año decida dejar de matar españoles. Mientras tanto, mientras llega ese día del comunicado final, persiste en seguir su actividad terrorista en un doble frente: por un lado, la vía de la amenaza, la extorsión y el crimen sigue abierta; y, por otro lado, ETA sigue negociando con los socialistas en el poder cómo puede escenificarse su posible abandono de la actividad terrorista.

Las víctimas del terrorismo han contestado con nitidez al comunicado conjunto de ETA y sus colaboradores, entre ellos, naturalmente, se cuentan los asistentes socialistas a esa reunión. No se trata de una guerra, dicen las víctimas del terrorismo que representan a todos los españoles, sino de unos criminales matando españoles por todo el territorio nacional. Creo que es ajustada a la realidad la respuesta. Pero, aparte de la interpretación de las víctimas, es menester resaltar otras dos lecturas de este acontecimiento "político" montado por los terroristas con la ayuda de sus interlocutores en el gobierno de la Nación. Me refiero a las palabras de Felipe González y Mariano Rajoy. El primero ha reaccionado con dogmatismo, mientras que el segundo ha preferido el escepticismo.

En efecto, aparte de valorar positivamente el aquelarre etarra, el antiguo presidente del Gobierno ha insinuado que, si no se termina con ETA, es por culpa de quienes se oponen a este tipo de "reuniones" convocadas por la propia banda terrorista. Terrible. González ha hablado como un hombre dogmático, pero, en mi opinión, no es eso lo peor, sino que sus palabras reflejan la actitud del hombre resentido, sí, de quien es incapaz de contemplar con generosidad la posición de millones de españoles que creen que sólo la vía del Estado de Derecho puede terminar con ETA. González está contribuyendo con sus palabras no sólo a ensuciar la campaña electoral, insinuando que el partido de la oposición contribuye decisivamente a que ETA no desaparezca, sino que trata de elevar a categoría de excelencia un aquelarre inmundo contra el Estado de Derecho y la democracia española.

En estas circunstancias ambiguas y casi dramáticas para el Estado de Derecho, a la que nos han llevado los cambalaches de Rodríguez Zapatero con ETA, avalados ahora en precampaña electoral por González, son dignas de resaltarse las palabras sosegadas y, en cierto modo, escépticas de Rajoy sobre la reunión de San Sebastián. Ha ido al grano al decir: sólo quiero oír el mensaje de que ETA entregue las armas y deje de matar. Punto. Serán muchos quienes interpreten la posición de Rajoy como tibia y, quizá, un poco de pasar de largo. No lo creo así. Rajoy ha actuado con gran responsabilidad política. Prefiero, pues, al escéptico que al dogmático. Es, sí, bueno todo escepticismo que sea capaz de rebajar el nivel de fanatismo introducido por el PSOE en la política española en general, y la "antiterrorista" en particular.

Conferencia
Buen rollo vasco
José Antonio Martínez-Abarca Libertad Digital 19 Octubre 2011

El papel con las conclusiones de la "Conferencia Internacional Para Promover La Resolución Del Conflicto en Euskal Herría" es peor aún que desalmado o desvergonzado: es de tal cobardía terminológica, empezando por su insuperablemente cursi nombre, que a su lado las anfractuosas pastorales del obispo Setién parecen un prodigio de compromiso... con el terrorismo, naturalmente. Y aquellas costaban mucho menos dinero. La "Conferencia Internacional Para Promover La Resolución del Conflicto en Euskal Herría", si no supiéramos bien de dónde viene y qué pretende, podría servir lo mismo para vender una parte de España a unos asesinos que como tortuoso prospecto para arreglar la lavadora. Los Kofi Annan, Currin, Gerry Adams y demás turistas salieron muy sonrientes de la reunión, pero habría resultado más divertido aún si les hubiesen leído siquiera lo que supuestamente redactaron. Pero por leérselo se conoce que cobraban mucho más aún, y nuestro Gobierno está en las últimas. "De qué se habla aquí, que me opongo", solían decir los tertulianos de la bohemia madrileña al entrar por la puerta del café. "De qué se habla aquí, que cobro", dicen esos volatineros de la mediación cuando les plantan a la firma el texto de una "Conferencia" en la que no tienen noticia de haber estado, sobre una supuesta guerra que no existe y acerca de una tragedia española que ni les suena, ni siquiera de antiguas lecturas del marujil "reader´s digest".

Estos "guiris" han cobrado por "gastos de representación". Por representar directamente a ETA. Ya que era un paripé, podrían haberlo escenificado mucho mejor, habérselo currado un poco. Véase cuando piden "una consulta a la ciudadanía que podría contribuir a una nueva era sin conflicto". ¡Pero si ni siquiera se han molestado en disimular que esto es un recorta y pega de las equidistancias con buen rollito de los falsos buenos de Aralar, la versión tonsurada de Batasuna! Sin duda no se han molestado estos señores en saber qué decía aproximadamente la versión castellana de lo que han firmado, porque hubiese sido un gesto impertinente con los anfitriones. No es responsabilidad de los "expertos" saber de qué cosa los presentan como expertos. Si encima supieran de qué va el asunto para el que se limitan a poner la cara, no habría dinero en el mundo para pagarles. De qué se habla aquí, que soy experto. Lo escandaloso es que en España se permita a estos alquilones siquiera bajarse del avión. En Estados Unidos lo dudoso es que, al saber de sus intenciones, hubieran pasado de la aduana, y tal vez aún estarían en algún departamento de seguridad nacional, siendo explorados por el trasero con un dedo corazón enguantado. Pero, en España, como el Gobierno es el primero que incumple abiertamente la Ley, sin ningún tipo de manías, por aquello de "no crear nuevos problemas, sino prevenirlos", no parece tan extraño que unos extranjeros mediáticos se confabulen en nuestro propio territorio para llamar abiertamente al Gobierno a que suspenda y viole lo más sagrado, la soberanía del pueblo. ¿O qué es si no pedir un referéndum de autodeterminación cuando los únicos que pueden autodeterminarse son el conjunto de los españoles?

Aún con su estomagante lenguaje pastelero, o precisamente gracias a él, la "Conferencia" ya estará surtiendo su efecto entre el esnobismo socialdemócrata internacional. A partir de ahora las clásicas progres ya no serán aquellas que, mientras se están bajando las bragas, dicen que no pueden dejar de pensar en el problema palestino, según memorable definición del humorista Mingote. Los palestinos han pasado de moda en las alcobas progres. El Gobierno español ha consentido (mejor dicho, promovido activamente) que la progresía internacional sea aquella que, con las bragas a la misma altura, y sin saber situar a España en el mapa, ya no pueda dejar de pensar sin menoscabo de su corazoncito en el "conflicto" vasco.
abarca@libertaddigital.tv

El PSE, comparsa en el primer acto de la campaña electoral de ETA
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 19 Octubre 2011

La llamada Conferencia de Paz fue un acto electoral de ETA donde contaron como figurantes con los socialistas que participaron oficialmente en la representación.

Los terminos aprobados han despertado tal oleada de indignación ante la infamia y la desverguenza de pretender que los verdugos que rechanzando las libertades y la democracia han asesinado, secuestrado, extorsionado y aterrado a los pacificos ciudadanos del Pais vasco y de toda España, sean considerados guerreros y tambien victimas, que tanto el Gobierno (que conocía y autorizó la pantomima y su participanción en ella) como muchos socialistas(unos por cálculo electoral ante el impacto negativo y otro por conciencia y vergüenza) han empezado a marcar todas las distancias cuando no la más clara repulsa.

Rubalcaba mismo ha puesto sibilinos reparos diciendo que el no autorizó nada de eso. Su último cartucho, anunciar el fin de ETA, queda enfangado por la sensación de que todo es una farsa, que ETA es quien gana y los democratas los que pierden y el precio que ya se ha pagado : la legalización de Bildu y estos sucesivos actos de pisotear la dignidad de todo el pueblo español y el dolor de las victimas es algo intolerable. Es ETA quien debe pagar por sus crímenes. El rédito electoral buscado empieza a convertirse en un boomerang que amenaza con golpearles aún más en sus cada vez peores expectativas electorales.

A quien le están haciendo la campaña, y se la esta haciendo este PSOE y este Gobierno, con su súplica y su genuflexión, es a los etarras. Nada pues de extrañar que Bildu-Amaliur- Batasuna-ETA estuvieran exultantes. Era para estarlo.

El siguiente acto del esperpento según informaciones puede tener lugar el dia 6 de noviembre a traves de la BBC donde ETA dará a conocer su comunicado en parecidos temrinos a lo que esos mediadores ("Entre ETA y ETA" en palabras del propio Felipe González) han escrito a su propio dictado.

PD. Columnistas tan cercanos a esas sensibilidades socialistas como Carlos Carnicero o Antonio Casado se han expresado en los términos más claros y rotundos al respecto. El diario Público ha jaleado, por contra, entusiásticamente el evento. El Pais ha intentado obviar lo más repulsivo de la declaración pero traslucia decepciones. Entre los columnistas ha sorprendido el aplauso encantado de mi amigo, y lo recalco porque no por discrepar profundamente en esto dejará para nada de serlo, Raul del Pozo, que nos ha dejado a muchos perplejos

“Harás y dirás muchas cosas que nos helarán la sangre, Patxi”
Federico Quevedo. El Confidencial 19 Octubre 2011

En los bajo-muros que separan los espacios en el Bar Daytona todavía hay manchas rojas que serán de pintura, pero que podrían ser de sangre. No lo sé. Lo que sé es que allí, en aquella mesa redonda, sentado sobre el banco, cerca de la ventana, se encontraba tomando un café y leyendo el periódico un policía local de Andoain un 8 de febrero de 2003, sin percatarse de que uno de los clientes del local no hacía más que mirarle fijamente a él y a su alrededor, como buscando el momento oportuno; hasta que lo encontró y acercándose a la altura de aquel policía vestido de paisano, de mirada distraída tras sus gafas redondas e inconfundible combinación de bigote y perilla, empuñó una pistola y apuntándole descerrajó cuatro tiros que impactaron en la cabeza, el hombro y el estómago de su víctima.

Nadie movió un músculo y, por supuesto, nadie se atrevió a detener al asesino, que huyó mientras Joseba Pagazaurtundua se desangraba en el suelo del local. Moriría unas horas después, para desconsuelo de su mujer y sus dos hijos, de una hermana concejala socialista en Urnieta y de una madre que había educado a sus hijos en los principios que inspiraron a Sabino Arana y a Carlos Marx, una combinación letal que llevó al propio Pagaza a militar en ETA político militar a los 16 años.

Cinco años después de aquel asesinato terrible que abrió una herida profunda en el seno del socialismo vasco, Pilar Ruiz Albisu, la madre de Joseba Pagazaurtundua, escribía una carta a Patxi López, todavía candidato a lehendakari por el PSE, en la que terminaba diciéndole esta frase que ayer volvió de nuevo a mi memoria tras preguntarme cómo ha sido posible la humillación de esa llamada Conferencia Internacional de Paz en San Sebastián de la que el propio López se congratulaba porque en su comunicado final se pedía el fin de la violencia que identifica un conflicto que solo ha existido en la escenografía fascista de los asesinos.

“Ya no me quedan dudas de que cerrarás más veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son”. Era el momento de aquello que se llamó el ‘proceso de paz’, y López encabezaba una delegación del PSE que se reunió con ETA-Batasuna en un hotel de Bilbao. Para muchas de las víctimas que habían visto caer a los suyos bajo las balas de los asesinos y que militaban bajo las siglas del PSE, para los Múgica, para los Pagaza, aquello era una afrenta a la memoria de los muertos en defensa de la libertad y del socialismo democrático. Aquel proceso acabó como ustedes ya saben, con ETA volando la T-4 de Barajas en aquello que Zapatero llegó a llamar “desagradable accidente” y matando a dos inmigrantes latinoamericanos.

Lo último que deberíamos hacer ahora los demócratas es darle a ETA ni las más mínima esperanza de conseguir ni tan siquiera el más liviano de sus objetivos

Tiempo después, Patxi López sería elegido lehendakari con los votos del Partido Popular en un escenario aparentemente muy distinto a aquel que dio origen a la carta de Pilar Ruiz Albisu y que implicaba la vuelta al espíritu de colaboración entre Gobierno y oposición y a la lucha sin cuartel contra ETA con las únicas armas que tiene el Estado de Derecho: la Justicia y la Policía. Pero desde el pasado 22 de mayo, desde que ETA volviera a las instituciones de la mano de Bildu, los pasos atrás han sido evidentes y hoy, tras esta patraña humillante de la Conferencia Internacional de Donosti, volvemos a situarnos en el mismo lugar en el que lo dejó Pilar Ruiz Albisu.

Una fugaz baza electoral
En estos días previos y posteriores al encuentro de estos profesionales de las conferencias por encargo con resultado predecible en función de quién pague y cuánto, se ha generado en la política y en las redes sociales un intenso debate que, desdibujado por una amplia gama de matices, se extremaba bajo dos axiomas irreconciliables: unos dicen que el PP y las víctimas quieren que ETA siga viva y matando, y otros que el Gobierno y el Partido Socialista vienen a ser lo mismo que ETA y coinciden con ETA en sus objetivos. Ambas cosas son una barbaridad propia de la visceralidad con la que en este país afrontamos tantas veces los debates llevados por las entrañas en lugar de por la razón.

Es evidente que ETA está débil y que está buscando una salida a su situación, y lo es también que eso es un éxito de todos los demócratas y de las fuerzas policiales bajo mando de todos los gobiernos, incluido este último y su más destacado ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. No me duelen prendas en reconocerlo. Pero también debería ser evidente que, precisamente por eso, lo último que deberíamos hacer ahora los demócratas es darle a ETA ni las más mínima esperanza de conseguir ni tan siquiera el más liviano de sus objetivos.

Y, ¿con qué nos encontramos? Justo con todo lo contrario: con un Gobierno, con un lehendakari y con un Partido Socialista liderado por Rubalcaba que parecen haber depositado sus escasas esperanzas de recuperación electoral en la carta marcada por ETA del fin de la violencia. Y de estos tres agentes, hay dos -Gobierno y Partido Socialista- a los que todavía les puede la prudencia conscientes de que la experiencia indica que nada que venga de ETA es fiable, pero el tercero, el lehendakari, parece estar jugando otra partida, una partida que tiene su final más allá del 20 de noviembre, cuando tras una derrota abultada del Partido Socialista se abra el melón del liderazgo nacional al que aspira un Patxi López que quiere presentarse con la ‘laureada’ de haber sido el artífice de la paz.

¡Y una mierda, Patxi! No puede haber paz sin condena, no puede haber paz sin rendición, no puede haber paz sin justicia, no puede haber paz sin vencedores y vencidos y que los primeros sean los demócratas y las víctimas y los segundos los asesinos, no puede haber paz sin reparación a las familias de los muertos y a los heridos porque de lo contrario los primeros habrían muerto en balde y te pesaría para siempre como una losa.

No hay más paz que la que lo sea como consecuencia de la derrota de ETA y su desaparición, y todo lo demás es darle a ETA esperanzas de una victoria, sea esta más o menos larga, pero victoria en cualquier caso. Y duele ver cómo el lehendakari, cómo su partido cuyas siglas han aportado tanta sangre y sufrimiento, actúan ahora de comparsas más o menos involuntarios de la estrategia de la pandilla de canallas, tan solo a cambio de una fugaz baza electoral o de un interés personal que se volverá irreconciliable con el dolor. Duele, y hiela la sangre.

Entre la esperanza y la náusea
Julia Navarro Estrella Digital 19 Octubre 2011

ETA necesita escenificar su punto final, afirman quienes están seguros de que la banda está dispuesta a dejar su actividad criminal. Y quienes dicen esto justifican la puesta en escena de la Conferencia Internacional de Paz celebrada en San Sebastián.

Pongamos que tienen razón quienes defienden estos argumentos, pero aunque la tuvieran, a mí el montaje me produce indignación.

Resulta que bajo los auspicios de la propia ETA se celebra una Conferencia de Paz unilateral en la que unos señores venidos de fuera tienen la osadía de pedir "el cese definitivo de la actividad armada" que es una manera inodora de referirse a que dejen de asesinar, torturar, secuestrar, extorsionar, amedrentar. Eso sí, nada de exigir la disolución inmediata de la banda criminal. Y ya puestos a pedir no han tenido otra ocurrencia que solicitar a los Gobiernos de España y Francia que inicien conversaciones con ETA para tratar lo que denominan "consecuencias del conflicto", sí, así como suena. Me imagino la cara de pasmo que ha debido de poner el presidente Sarkozy ante la insólita petición de ese grupo de expertos internacionales, expertos en mediaciones, que sin embargo me parece a mí que no tienen la más mínima idea de lo que ha sucedido en nuestro país en los últimos treinta años. Pero hay más. Los mediadores internacionales también defienden que se "consulte a la ciudadanía". No sé si estos señores saben que España es una democracia donde se celebran elecciones cada cuatro años, elecciones municipales, autonómicas y generales, donde la ciudadanía vota y decide. Claro que a lo mejor los mediadores internacionales lo que están pidiendo es un referéndum de autodeterminación.

Eso sí, estos mediadores no han tenido a bien encontrarse con las víctimas, al fin y al cabo quién paga manda, y ellos han venido invitados por el llamado entorno abertzale y vaya usted a saber por qué más, pero desde luego no por las víctimas.

Lo más nauseabundo es que el comunicado de los mediadores no hace ninguna distinción entre verdugos y víctimas. Ignoran lo esencial, que no es otra cosa que ETA es un grupo terrorista que es quién ha provocado víctimas, más de ochocientas, y no solo eso, también ha secuestrado y torturado, además de poner en peligro nuestra democracia en los albores de la Transición. En nuestro país no ha habido una guerra, sino la actuación criminal de un grupo terrorista. Es decir, hay un bando, el de los criminales y el otro bando no era otro que los millones de ciudadanos de éste país que hemos sufrido a ETA.

Los mediadores internacionales, puestos a obviar, también obvian que en nuestro país hubo una amnistía por más que ellos se empeñen en que partamos de cero.

Lo cierto es que el Gobierno ha asistido de manera vergonzante como supuesto espectador distante a toda está tragicomedia de la Conferencia de Paz. La ha consentido sin poner los puntos sobre las íes.

A mí todo esto me produce náuseas, pero sobre todo me preocupa el futuro, las consecuencias de esta mal llamada Conferencia de Paz que no es otra cosa que un acto de propaganda de las tesis etarras. Es más, en mi opinión el comunicado de los llamados mediadores es profundamente inmoral.

Solo cabe esperar que se haga realidad aquello de que Dios a veces escribe con los renglones torcidos. Ojalá esta sea una de esas ocasiones y esta pantomima de Conferencia de Paz sea realmente la percha que los asesinos buscan para colgar las armas. Por eso me muevo entre la náusea y la esperanza.

Política y Alquimia
Matías Alonso www.vozbcn.com 19 Octubre 2011

En un par de semanas estaremos en plena vorágine de campaña electoral para la renovación de las Cortes Generales y, cabe esperar, del Gobierno de España empezando por su presidente. Habrán sido dos (demasiado) largas legislaturas que se iniciaron cruelmente marcadas por el terrorismo, tras el ominoso atentado en el corredor ferroviario del sureste de Madrid.

Transcurridos siete largos años de gobierno socialista parece que el relevo es inevitable, además de necesario. Las encuestas lo vienen anunciando insistentemente. La práctica totalidad inciden en que la mayoría absoluta está al alcance del PP por lo que el candidato Rajoy será, muy probablemente, el futuro presidente del Gobierno de España. Personalmente, a lo largo de este año, he podido constatar que en determinados ámbitos de la izquierda crítica, que no ha renegado ni reniega de sus raíces socialdemócratas, la mayoría absoluta del PP es un deseo expresado con absoluta vehemencia: “¡Ojalá el PP saque mayoría absoluta!”, me han espetado en diversas ocasiones algunos de los viejos luchadores por las libertades que siguen aferrados a su ideología y que se han liberado de las siglas del que fuera su partido, el PSC-PSOE.

Entretanto, en esta precampaña ampliada, en el País Vasco se vuelven a escuchar los cantos de sirena del entorno que apoya y sustenta a la banda terrorista ETA, innecesariamente amplificados por dos de los principales partidos, PNV y PSE. En una región que durante más de cuarenta años ha sido sacudida sistemáticamente por el terrorismo y en la que impera todavía la coacción mafiosa de los que lo sustentan, se habla de paz y se pone en igualdad a víctimas y verdugos. El entramado pro etarra ha renacido tras el impulso dado por el Tribunal Constitucional a sus candidaturas en las pasadas elecciones municipales. Esta mal llamada conferencia de paz tiene como fin último asegurar que la historia se repita en estas próximas generales, culminando así el infame proceso de abuso de las instituciones democráticas por quienes obtienen el éxito electoral amparados en el miedo y la coacción. Como era de esperar, no ha existido una oposición firme por parte del Gobierno saliente. Antes al contrario, en las filas del propio Gobierno de España y, por supuesto, en las del compendio de partidos que constituyen hoy el PSOE de Rodríguez Zapatero, se han escuchado voces inequívocas de apoyo al esperpento. Algunas han hablado hasta de empujar, como si de un parto se tratara.

Tal parece que el partido socialista ve en una “solución” al seudoconflicto vasco la última baza que puede evitar la estrepitosa -de récord- derrota que le espera. Hay indicios de que puede producirse el enésimo mensaje por parte de la banda en los próximos días o semanas, con la pretensión de volver a engañar al conjunto de los españoles y afianzarse en las instituciones democráticas manteniendo la mayor, sin renunciar ni un ápice a sus pretensiones.

En este escenario, el presumible fin del actual Gobierno socialista estará marcado también por el terrorismo, pese a su estado latente en apariencia. Hemos de estar atentos, porque es posible que nos presenten la “solución” como el remedio definitivo para acabar con el horror, la coacción y el dolor de las víctimas, sin reparar en costes y sin preservar la imprescindible justicia. Y podemos temerlo porque en ocasiones parece que algunos de nuestros gobernantes, cual alquimistas, han estado buscando su particular piedra filosofal. El intento puede ser loable, siempre que se evite el tradicional hermetismo de la alquimia y que el final del terrorismo etarra en el País Vasco y, por extensión, en toda España, contenga en su fórmula las necesarias dosis de memoria, dignidad y justicia.

Matías Alonso es secretario general de Ciudadanos

LOS ABERTZALES DICEN QUE «TODOS DEBEMOS SER GANADORES»
Burla batasuna para el 20-N: Amaiur es el nombre de tres comandos de ETA
El partido de Batasuna para el 20-N toma su nombre de la célula que mató a una mujer de 63 años, madre de seis hijos. Los sangrientos terroristas «Txapote» y «Txeroki» se lo pusieron a otros dos grupos
J. M. Zuloaga La Razón 19 Octubre 2011

Madrid-«Amaiur», el nombre de la coalición de Bildu y Aralar para comparecer a las elecciones generales del 20-N, fue elegido por ETA para «bautizar» a varios de sus «comandos». La localidad de este nombre, en el valle de Baztan, en Navarra, en donde se erigía un castillo, es de un gran simbolismo para el separatismo vasco, que lo relaciona con la «ocupación» castellana del País Vasco en 1522, que vino a acabar con una nación que ahora quieren recuperar.

Madre de seis hijos
El 17 de octubre de 1987 fue asesinada en Pamplona la repartidora del «Diario de Navarra» María Cruz Yoldi Orradre, de 63 años, madre de seis hijos. El «comando Amaiur», del que formaba parte, entre otros, Juan Bautista Barandalla, colocó una bomba en la sede de la Unión y el Fénix, en la calle Cortes de Navarra.

El artefacto estalló poco después de las siete de la mañana, cuando la repartidora dejaba los periódicos en el portal de la empresa. María Cruz Yoldi sufrió múltiples fracturas en los huesos de la cabeza, amputación de un brazo y heridas de diversa consideración en tórax y abdomen, que le provocaron la muerte en el acto, según se indica en el libro «Vidas Rotas».

La colocación del artefacto había sido anunciada por ETA en una llamada a la asociación de ayuda en carretera (DYA), pero, quizás de forma deliberada para atentar contra los desactivadores de los Tedax, dio datos muy confusos que impidieron localizar la bomba.
«Diario de Navarra» publicó un editorial al día siguiente en el que subrayaba que María Cruz Yoldi, que estaba en la nómina de la empresa y próxima a la jubilación, seguía trabajando pese a su avanzada edad porque varios de sus hijos se encontraban en el paro.

A esta célula se le imputaba también la colocación de otra bomba contra el concesionario de Michelín, en la calle Monasterio de Irache de Pamplona, que causó cuantiosos daños materiales, y de otro artefacto explosivo contra el establecimiento Roche Bobois, en la capital navarra.

Muere un etarra
En septiembre de 1990, los miembros del «Amaiur» intentaron asesinar a una persona, a la que acusaban de ser traficante de drogas y que vivía en el casco viejo de Pamplona. Fueron detectados por la Policía y los etarras dispararon contra los agentes. En el enfrentamiento murió uno de los terroristas de la célula, Miguel Castillo. Barandalla fue detenido, condenado a 27 años de cárcel por el asesinato de Yoldi y a entregar a los familiares de la fallecida veinte millones de pesetas. En 2009, fue excarcelado por sufrir una grave enfermedad.

En 2000, ETA volvió a poner el nombre de «Amaiur» a otra de sus células, integrada por Jorge Olaitz e Iñaki Beaumont Echevarría. El «comando» fue formado por el cabecilla Javier García Gaztelu, «Txapote», que les envió a Navarra para asesinar a políticos y perpetrar todo tipo de atentados.

El 24 de noviembre, fueron sorprendidos por la Policía cuando esperaban la salida de su domicilio del concejal Miguel Ángel Ruiz de Langarica, de Unión del Pueblo Navarro (UPN), con el fin de matarle. Beaumont fue capturado y Olaitz logró escapar. Un año después, integrado en otro grupo criminal, llamado «Kroma», volvió a entrar en Navarra y fue arrestado por la Guardia Civil.

El hecho de que escogieran a Ruiz de Langarica como objetivo se debió a que Olaitz trabajó en la misma empresa que el edil y, por lo tanto, le conocía.

El tristemente famoso Garikoitz Azpiazu, «Txeroki», fue el encargado de «bautizar» con el nombre de «Amaiur» a un «comando» que iba a cometer, a partir de 2005, atentados en San Sebastián, en concreto contra los cuarteles de Inchaurrondo y Loyola. La célula estaba formada por Carmelo Laucirica, Iker Olabarrieta e Igor González. Disponía de un subfusil MATT con el que planeaban asesinar a miembros de la Guardia Civil y militares. Fueron detenidos por la Policía.

«Amaiur», el bastión navarro de los abertzales
Elegir el nombre de «Amaiur» para denominar a la coalición independentista de la Izquierda Abertzale –EA, Aralar y Alternatiba– en los próximos comicios tiene un simbolismo histórico: el castillo de Maya –territorio navarro, Amaiur en euskera– representa la última resistencia de la actual Comunidad Foral frente a las tropas castellanas durante la conquista de Navarra, iniciada en 1512.

Tras la invasión de Carlos I y la pérdida de la mayor parte del territorio en la batalla de Noain, los fieles a Enrique II de Navarra conquistaron la fortaleza cercana a Elizondo como última resistencia. Finalmente, los 10.000 soldados del bando castellano vencieron a los 500 de las tropas franco-navarras. La fortaleza fue derruida, pero los abertzales han querido «resucitarla».

Para hablar de ‘paz’
El etarra que asesinó a un niño de 11 años, en primera fila con Batasuna
Jon Agirre Agiriano fue el encargado de firmar la llamada ‘declaración de Guernica’, en representación de los presos. Jamás se ha arrepentido de sus crímenes.
Libertad Digital 19 Octubre 2011

En la rueda de prensa que ofreció este martes Batasuna-ETA para celebrar el resultado de la ‘conferencia de paz’ de Ayete, los proetarras se mostraron eufóricos y declararon abiertamente que se abría un escenario en el que "todos y todas podemos y debemos ser ganadores".

Entre los asistentes a la declaración estaban dirigentes históricos del brazo político de la organización terrorista, como Joseba Permach, Joseba Ávarez, Tasio Erkizia, el exdirigente de ETA Eugenio Etxebeste "Antxon" y el expreso de la organización terrorista Jon Agirre Agiriano, entre otros.

Jon Agirre Agiriano tiene en su curriculum el asesinato de José María Piris, un niño de 13 años al que asesinó en Azpeitia y a José Artero Quiles, un humilde marmolista al que mató en Escoriaza. Sin embargo, nunca ha pedido perdón por todo el mal que ha cometido ni por la muerte de estas dos personas, una de ellas menor de edad.

El pasado 26 de septiembre firmó la ‘declaración de Guernica’, en nombre de los presos etarras. Agirre Agiriano salió de prisión el pasado mes de mayo tras cumplir 30 años de condena por los dos asesinatos. En su momento había sido condenado a 70 años. En marzo de 1980 el niño asesinado golpeó con su pie un paquete explosivo oculto en una bolsa de deporte que el etarra había colocado en los bajos del coche de un guardia civil y que, tras no explotar, quedó ahí abandonado.

Cataluña
Rigau insiste en que el catalán es la lengua vehicular en la enseñanza
«Lo que nosotros hacemos ante las sentencias es defender el contenido de la ley de educación de Cataluña», ha asegurado la consejera de Educación
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC 19 Octubre 2011

La consejera de Educación, Irene Rigau, ha asegurado en la sesión del control del gobierno que se celebra en el Parlamento autonómico, que a pesar de las sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, que avalan el bilingüismo, "la lengua vehicular en el sistema educativo es el catalán" porque, según ha recordado, así lo dice la Ley de Educación de Cataluña.

En respuesta al diputado de Solidaritat per la Independència de Catalunya, Alfons López Tena, quien se ha interesado por el cumplimiento de esos fallos judiciales, la consejera de Educación afirma que la "ley de educacion catalana deja claro que el catalán es la lengua vehicular del sistema, lo que nosotros hacemos ante las sentencias es defender el contenido de esa ley. Ante ese tema de tan amplo recorrido, le pido que apoye al gobierno y abandone otras tesis".

Jordi Cañas: (C's) 'Intentar encajar a los nacionalistas es como cortejar a alguien que no te quiere'
Entrevista al diputado del Parlamento de Cataluña y portavoz de Ciudadanos
Manuel Romero, Andrés Ramos y Marta Bueno www.lavozlibre.com 19 Octubre 2011

Madrid.- Jordi Cañas es diputado en el Parlamento de Cataluña y portavoz de Ciudadanos (C’s), además de ser cabeza de lista de esta formación a la alcaldía de Barcelona en las elecciones del pasado 22 de mayo. Su claridad de ideas es directamente proporcional al desencanto que muestra por la actual España, pero, a la vez, por las ganas de cambiar la situación. En su visita a la redacción de LA VOZ LIBRE deja claro que el nacionalismo es “una enfermedad moral” y ve absurdo tratar de “encajar a alguien que no quiere encajarse”. Por eso, le parece “triste y preocupante” que tanto PP como PSOE hayan entrado en su lógica y sigan “su mismo esquema mental”.

Su antídoto pasa por construir un proyecto que se pueda oponer a planes disgregadores, para lo que considera necesario preguntarse qué España quieren los no nacionalistas, olvidando para ello la que quieren los que sí los son, de los que admira, sin embargo, que hayan sabido “construir un relato colectivo nacional” y que sean capaces de seguir “una hoja de ruta”.

De su discurso se desprende una profunda decepción con los partidos y políticos actuales. Según dice, el PSOE se ha convertido en “un rehén político e ideológico de los nacionalistas”, lo que se agrava en el caso del PSC, que, en su opinión, padece “trastorno bipolar”. Al PP le acusa de ser “corresponsable de la inmersión lingüística” y a su líder en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, de decir siempre “lo mismo que en campaña, pero justo al revés”. Sin embargo, sus mayores dardos van dirigidos a Josep Antoni Duran i LLeida (CiU), al que tilda de “xenófobo, clasista, prepotente y chulesco”. De Rosa Díez (UPyD) le decepciona que haya optado por “no sumar”, ya que, según afirma, “no aceptaba no ser ama y dueña de las llaves”.

-. ¿Por qué Ciudadanos (C’s) está en contra de la inmersión lingüística?
-. Porque es un atentado contra la pluralidad lingüística en nuestra Comunidad. Nosotros nos cansamos de decir que tenemos que reivindicar lo obvio y en Cataluña lo obvio es revolucionario. Lo que me parece lógico es que en una comunidad bilingüe, donde el 60% de sus ciudadanos tienen como lengua de uso el castellano, en sus niveles educativos se dé una situación en que de 30 horas lectivas, 25 se den en catalán, tres en inglés y dos en castellano. La inmersión es un modelo de educación en catalán, donde el castellano se imparte como lengua extranjera, con menos horas que el inglés, por cierto, e incumpliendo la tercera hora que aprobó el Ministerio. Es una situación de exigir la normalidad: una sociedad bilingüe tiene que tener una educación bilingüe. Las administraciones están al servicio de los ciudadanos y la legalidad, y una comunidad que tiene dos idiomas oficiales, tiene que utilizarlos con normalidad por sus instituciones. No hacerlo tiene una intención y es que aquellos que no les gusta la realidad de Cataluña, que es bilingüe, intentan cambiarla desde un planteamiento de ingeniería social que llevan diseñando e implementando en Cataluña, ante la pasividad de aquellos partidos de ámbito nacional, que no tienen inconveniente, en cuanto necesitan los votos de los partidos nacionalistas, para sacrificar los derechos de los ciudadanos catalanes. Los derechos necesitan de hechos y tanto el PSOE como el PP han decidido entrar en la lógica nacionalista que dice que los catalanes para serlo deben hablar catalán y ser nacionalistas y los que no somos nacionalistas y que creemos que defendemos a la mayoría de los ciudadanos de Cataluña lo que hacemos es salirnos de ese marco mental, negar el axioma y decir que una sociedad bilingüe necesita una educación bilingüe. Además, el Tribunal Constitucional nos avala, el Supremo, las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y, sobre todo, la razón.

-. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dio un ultimátum a la Generalitat de dos meses para equiparar el castellano al catalán y posteriormente lo suspendió, ¿cómo está actualmente este asunto?
-. La sentencia es irrevocable. El debate se ha acabado y la inmersión lingüística en catalán es ya historia legalmente. Políticamente, ya han anunciado que no lo van a acatar. La interlocutoria pone encima de la mesa un incumplimiento de la administración. También parece razonable que dos meses no es suficiente para adaptar un plan curricular, cuando se ha estado 30 años yendo en la dirección contraria. Si el objetivo final es que se cumpla la legalidad que ampara los derechos de los ciudadanos, lo que tiene que hacer el Tribunal es ser implacable en su cumplimiento. Si los representantes del Gobierno de Cataluña incumplen una sentencia la justicia tiene que actuar en consecuencia e iniciar un procedimiento legal contra ellos por desacato e inhabilitarlos políticamente. Si aun siguen incumpliendo, lo que tendrá que hacer es tomar las riendas de la Consejería de Educación y aplicar la ley. A nosotros nos entristece que tengamos que declamar desde una parte de nuestro país que el Estado de Derecho se cumpla en todo el territorio nacional. Políticamente, vamos a llegar hasta el final.

'EL PSC ES UN PARTIDO DE DELIRIO Y CON TRASTARNO BIPOLAR'
-. Entonces, no le sorprenderán las declaraciones de miembros del Gobierno como Carme Chacón, Francisco Caamaño o el propio Alfredo Pérez Rubalcaba, haciendo un llamamiento al desacato
-. No me sorprende en absoluto. El PSOE se ha convertido en un rehén político de los nacionalistas en ocasiones y en un rehén ideológico en la mayoría. Se han acabado creyendo que a Cataluña la representan los nacionalistas. El PSOE debería hacer una reflexión sobre qué España quiere. Si una España con excepciones constitucionales o una España donde la Constitución se aplique en la totalidad del territorio. Me preocupa profundamente que un partido decisivo en la vida política española se manifieste contra uno de los poderes del Estado. Eso no pasa en ningún país del mundo. Y en España hemos aceptado con absoluta normalidad que el Ejecutivo o el Legislativo se enfrente con el poder judicial. Cuando uno cuestiona el Estado de Derecho está cuestionando nuestro modelo de convivencia. Escuchar a Caamaño, un tipo que no se ha leído las sentencias siendo ministro de Justicia, da la temperatura de la indigencia intelectual de los ministros y de la incompetencia del Gobierno de España. Lo de Chacón es de delirio. Pero es que el PSC es un partido de delirio y con trastorno bipolar. Pero quien lo sufre son los ciudadanos. Que el PSC tenga problemas de identidad, que Caamaño no se lea las sentencias o que a Rubalcaba le dé por ganar un puñado miserable de votos, pues sólo me da la temperatura de la degradación moral que sufre políticamente el PSOE. Y me preocupa que caiga en esta trampa que le ha puesto ERC, un partido independentista que odia la pluralidad en Cataluña.

-. Tampoco le habrá sorprendido la inacción de Ángel Gabilondo, ministro de Educación.
-. Son ejemplos de una situación que es preocupante. Es que en Cataluña, la sentencia del TSJC no se está aplicando. Y si el Gobierno de España no obliga a la Generalitat a cumplir con el Estatuto, ¿cómo va un ministro a hacer cumplir algo que pone en cuestión el proyecto de nacionalismo catalán, que es la inmersión lingüística como elemento fundamental, cuando no fue capaz ni de hacer cumplir la tercera hora de castellano en las escuelas? Quien no puede lo menos, no puede lo más. Pero el problema no es que Gabilondo no diga nada, o cuando lo dice no vaya más allá, es que el Gobierno de España no ejecute su función de salvaguardar las libertades y el cumplimiento de la ley en todo el territorio. Ese es el problema de fondo y me preocupa.

'EL PP ES CORRESPONSABLE DE LA INMERSIÓN'
-. Y sobre este tema de la inmersión, ¿qué le parece la actuación del Partido Popular? Se pensaba que en Galicia iban a cambiar las cosas con la llegada de Alberto Nuñez Feijóo a la Xunta y no ha sido así. A Mariano Rajoy, cuando le preguntan, evita mojarse.
-. Lo del PP no es nuevo. En general, en nuestro país tenemos una memoria muy frágil, tenemos una especie de amnesia que nos impide poner las cosas en su justa medida. El PP es corresponsable de la inmersión lingüística, votó a favor de la misma. Es cómplice porque no llevó al Constitucional la ley de política lingüística que blindaba la inmersión y ahora se está convirtiendo en un ejemplo del tancredismo, como aquel torero que se quedaba en medio de la plaza y dejaba que el toro le humeara. Pues esto es el Partido Popular. Ya ha demostrado, porque tuvo una mayoría absoluta y antes una mayoría que necesitó de los apoyos de CiU, que no está dispuesto a enfrentarse con el nacionalismo. No nos puede sorprender. El problema que tiene nuestro país son los dos partidos nacionales, que se creen que la forma de explicar su país que tienen los nacionalistas. Mientras más tarden, tanto el PSOE como el PP, en entender que la parte no es el todo y que ellos tienen que intentar defender un relato de país en el cual los ciudadanos se sientan identificados, no podremos enfrentarnos al nacionalismo. A veces, desde Madrid, aquellos que toman decisiones políticas tienen una forma de entender su país que es muy triste y muy peligrosa, porque entran en el esquema mental de los nacionalistas, y llevan entendiendo su país tal cual se lo explican los nacionalistas en los últimos 30 años. Y eso significa un abandono a su suerte de la mayoría de los ciudadanos catalanes y vascos. El problema no es CiU, ni es PNV, ni ERC. El problema es el PP y el PSOE. ¿Cambiarán? No.

-. Al nacionalismo le preocupa poco lo que digan de ellos el PP, el PSOE o C’s, pero sí le preocupa mucho lo que diga ‘The New York Times’, por ejemplo. ¿Se han planteado la posibilidad de internacionalizar el conflicto lingüístico, es decir, llevar a instancias internacionales la situación de Cataluña respecto a las mayorías lingüísticas?
-. Les preocupa mucho lo que decimos en Cataluña. Claro que le preocupa que en el Parlamento catalán se hable castellano. Y claro que le preocupa que haya partidos políticos que les exijan cumplir la ley, no les había pasado nunca. Y que el consenso famoso de las fuerzas políticas catalanas haya dejado de serlo también les preocupa. Otra cosa es que hagan caso, que es obvio que no. ¿Internacionalizarlo? Realmente, creo que si tenemos que llegar a esa situación, yo me voy de mi país. Sigo creyendo que vivo en un Estado de Derecho, sigo creyendo en mi país. La internacionalización del conflicto siempre me ha sonado muy batasuno y si nosotros, que conocemos la realidad de nuestro país y que estamos dando señales de alarma continuamente, no somos capaces de arreglar esto, lo mejor que podemos hacer es irnos a otro lado.

-. ¿Por qué si Ciudadanos lo ve tan claro luego no es capaz de unirse con formaciones que piensen igual? Habéis propuesto un plan a UPyD para concurrir conjuntamente a las elecciones generales y no ha salido adelante.
-. Cuando tengas delante a un representante de UPyD le preguntas a ellos. Es la tercera vez que les presentamos una propuesta sin condiciones. Sólo intentar sumar fuerzas y esfuerzos para intentar que en el Congreso de los Diputados haya unos representantes políticos que defiendan esa tercera vía para España, que creo que es necesaria, simple y llanamente porque el PP y el PSOE han renunciado a ser partidos de ámbito nacional o con un proyecto nacional claro. UPyD ha optado por no sumar. Nosotros no hemos puesto condiciones, no hemos pedido un ‘número 1’, no hemos pedido siglas. Les hemos dicho que estamos dispuestos a llegar a un acuerdo porque en esta legislatura es capital, porque los nacionalistas quieren llegar a un choque de trenes. ETA va a desaparecer del País Vasco, probablemente, los nacionalistas van a jugar un papel en el Congreso de los Diputados importante, en Cataluña se está forzando una situación de conflicto a través del concierto económico y el pacto fiscal. Y creo que es el momento que aquellos que, como mínimo, podemos hacer de voz de la conciencia de un proyecto nacional, integrador, que tenga la singularidad, pero que no acepte los privilegios de las diferencias, pueda sumar esfuerzos para intentar dar el contraste. Sabemos que hay muchas personas de UPyD que no han entendido la decisión, pero quien tiene la respuesta son ellos. Pero estoy convertido de que, a medio plazo, una formación política que tenga claro un modelo de España sin renuncias emergerá. Y creo que no será exclusivamente UPyD. Y espero que no sea así porque la partitocracia no se soluciona con estructuras estalinistas. Algo está cambiando. El otro día leí una frase que decía “No estamos en una época de cambio, estamos es un cambio de época” y es cierto. España se enfrenta a unos retos formidables.

-. Pero en esa cuestión de enfrentarse como España desde Cataluña… hay que conseguir un paso previo que es si hay alguna posibilidad de hacer sentir que las estructuras de Cataluña sí forma parte de este país.
-. Pero es que hay un problema. Es que no hay que convencer a los nacionalistas. Se parte de un problema que es que se entra en la lógica política de los nacionalistas, y la lógica política de los nacionalistas es la lógica normal del nacionalismo. Es decir, el nacionalismo es un movimiento que, en realidad, es el estatismo. No buscan un país que acepte la singularidad cultural y lingüística. Eso es una etapa previa. Su proyecto político a corto plazo es la creación de un Estado catalán y vasco, independizado del resto de España. Y eso hay que asumirlo. ¿Hay que dar respuesta a sus inquietudes o a las inquietudes que existen como país? La pregunta que nos tenemos que hacer es si el modelo de financiación es un buen modelo para la estructura que tenemos de país o no. Pero no la que quieren los nacionalistas, no forzados por lo que los nacionalistas exijan y pidan, sino aquellos que creemos en un proyecto común para España somos aquellos que nos tenemos que cuestionar si lo estamos haciendo bien. Ellos nunca estarán encajados porque se quieren desencajar. Intentar encajar a alguien que no quiere encajarse es tan absurdo como intentar casarte con alguien que no se quiere casar contigo. Mientras tú estás intentando cortejar a quien no te quiere, aquellos que están interesados en formar parte de tu proyecto político y ser la fuerza que los diluya, se desencantan. ¿Qué proyecto nacional tenemos como país que sea capaz de articular voluntades sociales? Ninguno.

-. Y, en ese sentido, ¿tienen afinidad con el PP? ¿Entiende que el Partido Popular también comparte esa exposición que está haciendo de que con los nacionalistas no se pueden uno entender?
-. Con los nacionalistas, el PP se acaba de entender hace un mes, aprobándoles los Presupuestos Generales.

-. ¿Hay divorcio entre las bases del Partido Popular y las estructuras políticas del PP en Cataluña? ¿Los votantes del Partido Popular en Cataluña comparten esa afinidad que sí se produce en las cúpulas?
-. Para hablar con propiedad, tendría conocer los datos electorales. Al final, la política son los resultados y en los resultados electorales de las autonómicas del PP fueron casi los mejores de toda su historia. Con un discurso muy diferente. A Alicia Sánchez-Camacho, simplemente le saco declaraciones suyas de la campaña electoral, y dice lo mismo, pero al revés. Sánchez-Camacho es infalible en el error. Todo lo que dice, lo dice pero al revés. Ese votante popular, sus coordenadas en estas elecciones son de ámbito nacional y, evidentemente, van a prestar su apoyo al PP porque quieren que gobierne en el conjunto de España. Lo que sí que es cierto es que C’s ha crecido un 20% y ha recogido parte de los votantes desencantados del PP y del PSC. Nosotros nunca vamos a pactar con un partido nacionalista que no cumpla la ley y como nunca la van a cumplir...

'ROSA DÍEZ NO ACEPTA UN PARTIDO EN EL QUE NO SEA AMA DE LLAVES'
-. ¿Instalarse en Madrid es imposible? ¿Le dan ese terreno a UPyD?
-. Nosotros nos instalamos en Madrid. El problema de UPyD es una historia poco importante, pero para nosotros relevante. En nuestro segundo Congreso, vinieron Rosa Díez, Fernando Savater, Toni Cantó. Rosa Díez, en vez de sumarse a ciudadanos, montó la plataforma pro y decidió crear su propio partido. Porque Rosa Díez no estaba dispuesta a aceptar un partido en el que ella no fuera el ama y señora de las llaves. Si quiere ser un partido madrileño, fenomenal, pero si quiere ser un partido nacional lo tiene un poco mal, porque el 22 de mayo, en Cataluña sacó menos votos que Carmen de Mairena. Yo creo que estamos en un momento de oportunidades históricas y si en algo se ha caracterizado este país es por tener políticos mediocres que nunca han estado a la altura de las circunstancias de este país.

-. Y en un periodo en el que el Partido Popular puede llegar al Gobierno, ¿qué papel corresponde a partidos como Ciudadanos y UPyD de cara a remarcar una política nacional que puede tener dudas en su aplicación?
-. No tengo dudas. El Partido Popular va a llegar al Gobierno y hará lo que ha hecho siempre: creerse ese marco mental de que lo que es un país. No lo entiende. ¿Qué haremos nosotros? Seguiremos defendiendo nuestros principios. Nuestra misión es seguir destapando las incongruencias y las falsedades y desnudar las mentiras de aquellos partidos que dicen algo y luego lo contrario en función de sus intereses electorales.

-. ¿Cómo podría cambiar esta situación?
-. A este país le falta un político de altura, un estadista. Necesita un presidente del Gobierno que sea capaz de dar la vuelta a esta situación y unos políticos que sean leales con su país. Es verdad que estamos avanzando en crear una conciencia colectiva de que algo no va bien, pero lo que hay que saber es qué España queremos. Y el problema no es que quieren los nacionalistas, sino qué queremos los que no lo somos, qué proyecto queremos ofrecer a la gente para que se identifique con él. Los nacionalistas están construyendo un relato colectivo, nacional, de separación, pero ¿cuál es el relato diferente a eso? Yo no quiero banderitas en cualquier lado, ni himnos en las escuelas, sino que seamos capaces de entre todos construir un proyecto que se pueda oponer a proyectos disgregadores. Deberíamos seguir construyendo en función de nuestras bases, pero no en función de los que quieren dinamitar el edificio.

-. Hace unos días se convirtió en protagonista involuntario en el Parlamento de Cataluña tras preguntar al consejero de Sanidad, Boi Ruiz, que le contestó en español y pidió perdón por ello. ¿Cómo fue ese momento?
-. Me pareció normal. Yo con él hablo castellano habitualmente y le salió así. Pero él no me pidió perdón a mí, sino a los suyos, entre ellos a la sacerdotisa del integrismo lingüístico, a la consejera de Educación, Irene Rigau. Es algo lamentable, a mí me avergüenza profundamente. Que a uno le acusan de provocador por hablar en castellano en su Parlamento es una enfermedad moral que se llama nacionalismo.

'DURAN ES XENÓFOBO, CLASISTA Y CHULESCO'
-. ¿Qué le parecieron las declaraciones de Josep Antoni Duran i Lleida sobre que en algunos lugares de España cobran el PER por pasar el día en el bar del pueblo?
-. Duran no da puntadas sin hilo. Los nacionalistas saben hacer muy bien las cosas y tienen una hoja de ruta, que es el concierto económico, y para ello necesitan una justificación, que es “España nos roba, España despilfarra. Los catalanes pagamos, el resto se lo funde. Los agricultores catalanes recogen la fruta, los andaluces y extremeños están en el bar o tocando la guitarra”. No son declaraciones ingenuas, buscan generar un espacio de confrontación entre ciudadanos y territorios, donde los catalanes acaben tomando partido y piensen que España les roba. Duran es xenófobo, clasista, prepotente, chulesco y sólo merece el desprecio, pero goza de una cierta veneración en España por esa imagen de estadista. Es el Caballo de Troya del nacionalismo más cutre en Madrid.

-. ¿Cuál es su opinión sobre las televisiones autonómicas? ¿Deberían desaparecer?
-. Creo que no tienen ningún tipo de función social, son altavoces de los Gobierno de turno. ¿Hay que cerrarlas? En principio diría que sí, pero se podría llegar a un punto intermedio. ¿Es normal que TV3 tenga más trabajadores que Telecinco? ¿Y que gaste más de 350 millones de euros al año, más que el presupuesto de cultura? Se podría reducir a muchos menos y que tuviera el papel que tienen las televisiones públicas.

-. ¿Por qué la televisión autonómica catalana tiene que ser exclusivamente en catalán?
-. El objetivo de TV3, como ellos mismo afirman y no lo esconden, es la construcción de un relato nacional y la defensa de la lengua. No es la televisión pública de Cataluña, es la televisión nacionalista, no al servicio de la pluralidad, de la objetividad o de la información, sino al servicio del nacionalismo. Ante eso sólo se puede tener la mayoría parlamentaria para cambiarlo. Yo quiero que la televisión que pago con mis impuestos dé respuestas a mis necesidades y en mi idioma.

-. ¿Por qué el independentismo no pasa por una crear un Liga de fútbol catalana?
-. Porque el Barcelona tendría que reducir su presupuesto hasta 10 millones de euros. A mí cuando me dicen que España no les deja tener una selección catalana de fútbol les pregunto, ¿cómo que no?, ahora mismo. Hacéis una selección y pedís a la FIFA que os deje ir a un Mundial, como los escoceses, pero los escoceses no juegan la Liga inglesa. Lo que no se puede ser es independentista y querer jugar la Liga española. Para los Juegos Olímpicos no sería posible, pero para el Mundial es muy fácil, sólo tendrían que tener su propia Liga. Pero claro, ¿quién va a pagar la nómina de Messi? ¿TV3? Es un poco ridículo.

La falacia de la sociedad bilingüe
Nota del Editor 19 Octubre 2011

Ya estoy un poco harto de repetir lo obvio: eso de la sociedad bilingüe no llega ni a cuento chino, es una patraña. Hay algunas personas que conocen un poco algunas lenguas, maternas o adquiridas. Para que una persona sea bilingüe necesita dos cabezas, tres mejor, una para cada idioma y otra para coordenar las otras dos, y gente que las tenga y que le largue el discurso correspondiente por cada cabeza.

Aquí se trata de derechos humanos y constitucionales, por los que nadie, ni un gobierno mafioso o blandengue, puede imponer una lengua regional.

El que quiera que sus hijos sean portadores de la esencia de la lengua regional para generaciones futuras, allá él, pero no puede pedir al estado que le dedique los recursos necesarios para perpetrar tal disparate, y menos aún que tal lengua sea inoculada a los demás.

Actualidad
'Orgullosos de Andalucía': la respuesta del Sevilla a Artur Mas y Duran i Lleida
El conjunto hispalense lucirá este lema en su camiseta frente al Barcelona tras los ataques verbales de los dirigentes de CiU a los andaluces
Andrés Ramos www.lavozlibre.com 19 Octubre 2011

Madrid.- ‘Orgullosos de Andalucía’. Así se siente el Sevilla F.C. y así se lo hará saber al mundo el próximo sábado. Y es que el club que preside José María Del Nido lucirá este lema en su camiseta -por el que no recibirá ninguna gratificación económica- durante su visita al Camp Nou para enfrentarse al FC Barcelona.

Pese a que ningún miembro de la entidad lo reconoce públicamente, resulta obvio que con esta iniciativa el Sevilla pretende responder a los ataques verbales que el presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU), y el diputado y candidato de esta formación a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, Josep Antoni Duran i Lleida, han lanzado a los andaluces en las últimas semanas.

Primero fue Mas el que se mofó de ellos para defender la inmersión lingüística en Cataluña. El presidente de la Generalitat aseguró que el acento andaluz “muchas veces no se entiende”. “Estos niños y niñas sacrificados bajo el durísimo yugo de la inmersión lingüística en catalán sacan las mismas notas de castellano que los niños y niñas de Salamanca, de Valladolid, de Burgos y de Soria; y no le hablo ya de Sevilla, de Málaga, de La Coruña, etcétera, porque allí hablan el castellano, efectivamente, pero a veces a algunos no se les entiende”, señaló.

Pero si mal sentaron estas declaraciones, peor todavía cayeron la de Duran. Y es que el dirigente de CiU afirmó que “en algunos lugares de España se cobra el PER por pasar el día en el bar del pueblo”. Las palabras del candidato nacionalista pusieron en pie de guerra a andaluces y extremeños.

Esta no es la primera vez que el Sevilla F.C. utiliza su camiseta para promocionar su tierra. Sin embargo, las anteriores ocasiones en las que lució una publicidad similar siempre fue en competiciones europeas. El hecho de que esta vez sea contra el Barça y en Barcelona no deja duda de que la iniciativa es una forma de dar respuesta a estas ofensas. Desde la web del club se apunta que "de esta manera se sigue con la política de ser sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en el resto del mundo”.

'DEL NIU' Y SU PIQUE CON 'JUAN LAPORTA' POR EL NACIONALISMO
El presidente del Sevilla, José María Del Nido, ya vivió hace dos años una polémica con el tema del nacionalismo catalán de fondo. Antes de una eliminatoria de la Copa del Rey, el máximo mandatario de la entidad nervionense criticó los fines políticos del entonces presidente del Barça Joan Laporta, que precisamente ahora lucha desde la primera línea política por la independencia de Cataluña.

Del Nido comentó que los aficionados azulgranas de otras regiones de España diferentes a Cataluña "se sienten avergonzados del catalanismo cerrado" que propugna Laporta. "Yo, que soy amigo de Juan, considero que su gran error es haber politizado el FC Barcelona y haber hecho uso de sus ideas políticas, porque ha empequeñecido al Barça. El murciano, el gallego, el vasco o el extremeño que es culé se siente avergonzado de ese catalanismo cerrado que pretende abanderar Juan Laporta", recalcó.

La respuesta del entonces presidente del Barça no se hizo esperar y, molesto porque su homólogo del Sevilla le hubiera llamado Juan, se refirió a él como Josep María Del Niu".

Cataluña
Rigau insiste en defender la inmersión en público, tras haber asegurado en los tribunales que no la aplica
La consejera mantiene el doble lenguaje: en sus declaraciones rechaza el uso del castellano como lengua vehicular junto al catalán, acogiéndose a la LEC; pero en el recurso ante el TSJC reconoce que el modelo que se debe aplicar es el de conjunción lingüística, opuesto a la inmersión.
Redacción www.vozbcn.com 19 Octubre 2011

O falta a la verdad en el Parlamento autonómico, o lo hace ante los tribunales. La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha vuelto a contradecirse a sí misma este miércoles durante la sesión de control al Gobierno autonómico, al ser interpelada por la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán.

El diputado autonómico Alfons López Tena, de Solidaritat, le ha preguntado a la consejera “qué piensa hacer” para “dar cumplimiento” a las diferentes sentencias que obligan a “reintroducir” el castellano como lengua vehicular escolar de forma proporcional y equitativa al catalán. Rigau ha respondido que la Generalidad “defiende y aplica lo que prevé la Ley de Educación de Cataluña (LEC) en su artículo 11″. Esto es, que el catalán sea la única lengua vehicular de los colegios públicos de Cataluña, salvo para las asignaturas de lengua y literatura españolas, y las de lengua extranjera.

Y ha insistido:
“La LEC deja bien claro que el catalán es la lengua normalmente empleada como lengua vehicular y de aprendizaje del sistema educativo, supongo que no pretenderá que enseñemos el inglés en catalán. [...] Lo que nosotros hacemos ante las sentencias y los pronunciamientos jurídicos es defender el contenido de la LEC. [...] La escuela, en Cataluña, ha de ser en catalán y catalana, por tanto, en lengua y contenidos”.

El doble lenguaje de la consejera
Sin embargo, esta posición choca frontalmente con los argumentos jurídicos esgrimidos por el propio Gobierno autonómico en su recurso de reposición del pasado 7 de septiembre contra el auto del TSJC, que daba dos meses para aplicar dos de las sentencias del Tribunal Supremo que obligan a restablecer el bilingüismo escolar.

En el recurso, la Generalidad reconoce en todo momento que el modelo lingüístico que debe aplicar en las escuelas públicas de Cataluña es el de conjunción lingüística -que es el que siempre han avalado los tribunales-, esto es, un modelo en el que ambas lenguas, castellano y catalán, son vehiculares. Y además, asegura que ya lo está aplicando, aunque no es cierto.

De esta forma, Rigau mantiene el doble lenguaje: ante la opinión pública, insiste en defender la inmersión obligatoria y rechazar el uso del castellano como lengua vehicular junto al catalán, acogiéndose a la LEC; pero ante los tribunales, reconoce que el modelo que se debe aplicar es el de conjunción lingüística, opuesto a la inmersión.



http://www.libertadidioma.com/20111019.htm

No hay comentarios: